Archivo mensual: abril 2013

Una ciudad hermanos Grimm

Hermanos Grimm

Hermanos Grimm

Marburgo es una ciudad que no deja de sorprender y al final, no tuve que hacer mucho esfuerzo para enterarme de aquello que les dije que les contaría a mi regreso, sobre el mayor de los hermanos, porque  allí se vive un ambiente en torno a ellos; son personajes muy importantes dentro de su historia y eso se nota en cada rincón.

Pese a esto, la información que conseguí no fue mucha, pero al menos sirve para salir de dudas y contextualizarse un poco más con sus vidas. Los hermanos Jacob y Wilhelm Grimm, llegaron a Marburgo para estudiar derecho, y permanecieron en la ciudad entre 1802 y 1805; al parecer Wilhelm llegó en 1803, que es normal, siendo el hermano menor; contaban con muy poco dinero y por esto vivieron en una pequeña habitación, en una esquina de la calle Wendelgasse. Jacob se contristaba por la cantidad de escaleras que debía usar a diario, dentro de pequeñas callecitas, en aquella época sucias y oscuras; por el ladrido de innumerables perros, y por el ruido de los campesinos transportando madera. Sobre Wilhelm no se dice nada.

En este momento se están adelantando en el lugar, diferentes proyectos sobre ellos, principalmente por los 200 años de aniversario de sus cuentos; que hacen parte del patrimonio mundial de la UNESCO.

Entre estos proyectos se encuentra el “Grimm-Dich-Pfad” que recoge los lugares relacionados con los hermanos durante su estancia en Marburgo y esculturas que representan algunos de sus cuentos. En total son 15 estaciones, que se van encontrando al recorrer la ciudad, desde el río hasta el castillo; y que puede convertirse en una aventura por irlos descubriendo poco a poco. Lastimosamente yo no pude encontrarlas todas, porque a veces no es claro, y esta ficha la hallé casi al final del viaje.

De igual manera, con las que pude observar, podremos hacer el ejercicio de adivinar de qué cuento se trata o imaginar qué hacían en ciertos lugares; algunos son muy fáciles, pero otros, todavía no tengo idea de lo que son (ni siquiera viendo el nombre). Así que por favor si alguien se acuerda que nos lo cuente, porque si no, vamos a tener que leer los cuentos de nuevo.

Así que aquí vamos…

 

Der Hase und der Igel

Estación #1

 

Der Wolf und die 7 Jungen Geisslein

Estación #2

 

Der Froschkönig

Estación #3

 

Das Tapfere Schneiderlein

Estación #6

 

Grimm-Wohnhaus

Estación #7

 

Historischer Stadtplan

Estación #8

 

Aschenputtel

Estación #12

 

Schneewittchen (7 Zipfelmützen)

Estación #13

 

¿Y qué tal, has recordado alguno?

¿cuál era el que más te gustaba?

Anuncios
Categorías: Alemania, Marburg | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

El primer campo de concentración

Campo de concentración Buchenwald

Campo de concentración Buchenwald


Aún no termino con Marburgo, pero no podía dejar de contarles la experiencia que tuve ayer; era la primera vez que visitaba un campo de concentración y a pesar de haber estado ahí más de cuatro horas, todavía me falta categorizar y asumirlo; recibí mucha información y prácticamente no deje un rincón sin recorrer; quedé llena de impresiones y sensaciones.

Estar en un lugar así, después de haber leído y escuchado tantas cosas, donde se puede ver parte de esa realidad, sigue siendo increíble; tuve que repetirme varias veces: ¡esto fue real, no son solo historias! y por más que se pueda observar, uno no puede imaginarse completamente lo que sufrieron y vivieron allí; qué duro fue y hace tan pocos años…

Después les contaré con detalle algunas de las cosas que aprendí, y les mostraré lo que hay; por ahora, solo traigo unas pequeñas reflexiones, porque tendrán que pasar días para terminar de meditarlo.

¿Y qué puedo pensar sobre todo esto? que es tal vez lo máximo, en término negativo, a lo que puede llegar el ser humano; que la maldad solo trae más maldad, se va multiplicando; y que se es responsable por la vida, cada día. Uno se va convirtiendo en aquello que alimenta de sí mismo, se de cuenta o no; cada día contribuye a la suma de un total.

Los soldados eran jóvenes que entraron voluntariamente a la SS, por un ideal político, adentro se encontraron algo diferente y se fueron sumando a ello; con el entrenamiento se empezaron a volver malos, llegando algunos a destacar tanto, que avanzaron en su carrera hasta llegar al campo de exterminio Auschwitz, el más cruel de todos. Pensaba en ellos y en cómo pudieron volverse así, y creo que de alguna manera pudieron ser víctimas de una ideología, estando adentro no había marcha atrás. Pero siempre la hay, existe la libertad humana y cada uno podía optar, y eso fue lo que eligieron. También habría que pensar en su deseo de poder, allí podían sentirse grandes, mejores que los prisioneros y por tanto con el derecho a hacer con ellos lo que quisieran; quizás entre ellos la competencia era sobre cuál podría ser más cruel.

Y así, como llenándonos de actitudes, pensamientos y acciones malas, nos vamos dañando; de la misma forma, con actos contrarios, podemos ir siendo mejores cada día. Si se quiere ser un lector asiduo, basta con empezar a hacerlo un ratito cada vez y luego nos encontraremos haciéndolo sin problema. Tenemos la libertad (y la obligación) de hacer con cada uno de nosotros, lo que tenemos que ser, aquello que queremos ser.

Cada vez que pienso en las personas que tuvieron que vivir esto, me digo: ¿y yo qué estoy haciendo? yo que tengo la libertad de vivir mi vida ¿qué estoy haciendo con ella?, ¿la estoy valorando lo suficiente?. Que no hubieran dado ellos por tener un tiempo para hacer lo que quisieran, o la opción de decidir hacer algo o no; fueron humillados, maltratados, y aun así lucharon por mantener su vida, e incluso podían tener ánimo para jugar al dominó o a las damas, con las fichas que ellos mismos hicieron, con cualquier material al alcance.

Juegos utilizados en el campo

Juegos utilizados en el campo

Hay situaciones extremas que pueden sacar lo mejor o lo peor de nosotros mismos, pero no es necesario esperar a que ocurran para empezar a hacer algo; es mejor valorar ahora todas las posibilidades que se tienen y aprender a dar gracias por ellas.

Artículos relacionados, escritos posteriormente:
El campo de concentración Buchenwald (1)
El campo de concentración Buchenwald (2)
El campo de concentración Buchenwald (3)

Categorías: Alemania, Campo de concentración, Lugares, Weimar | Etiquetas: , , , , | 8 comentarios

La iglesia de santa Isabel en Marburgo

Uno de los primeros edificios representativos con los que me encontré en el recorrido por la ciudad, fue este; y por eso decidí empezar con él, a hablar específicamente de los lugares. También porque podría decirse que es el más importante de Marburgo.

Fue construido entre 1235 y 1283 (exceptuando las torres) sobre la tumba de la santa, y se convirtió rápidamente en el sitio de peregrinación más importante de occidente. A nivel de historia de la arquitectura, es considerada como la más antigua iglesia puramente gótica en Alemania.

El exterior está dominado por los contrafuertes que, alternando con las ventanas, circundan todo el edificio con completa regularidad, volviéndose más grande en la zona de las torres.

Aspecto exterior

Aspecto exterior

Un triple concepto, simbolizando la Trinidad, determinó su construcción: tres son los brazos del coro (el trébol, en planta); tres las naves de igual altura, en el cuerpo longitudinal; y tres son los elementos de la fachada occidental, dos torres e imafronte, donde se abre el portal mayor. También las ventanas son tripartitas.

Fachada principal, con las dos torres y el imafronte

Fachada principal, con las dos torres y el imafronte

La planta es cruciforme, con proporciones armónicas. La unidad de medida es el cuadrado de 10m de lado (puede verse en el plano con el número 11); la duplicación de esta medida, da la altura a las bóvedas y el ancho al cuerpo longitudinal, cuyo corte transversal es también un cuadrado.

Sus ventanas son muy especiales, con vitrales figurativos y ornamentales que datan de los siglos XIII y XIV y dejan notar la transición del  románico al gótico: las figuras románicas son monumentales, con un campo compositivo que es como un tapiz de colores cambiantes al que se integran las figuras y con ornamentación estrictamente heráldica; mientras que las figuras góticas están llenas de movimiento, se separan claramente del fondo y su ornamentación es un delicado naturalismo.

Ventanas con vitrales góticos en el centro

Ventanas con vitrales góticos en el centro

En su interior contiene diferentes figuras, pinturas y altares. Detrás del crucifijo se halla el coro alto, cuya función era separar el ámbito accesible a los laicos, del reservado a los religiosos; en la parte superior posee un arco triunfal de madera policromada.

Interior del templo

Interior del templo

El edificio tenía una triple función: Tumba de Isabel (lugar de peregrinación), tumbas de los landgraves de Hesse (que continúan estando en el lugar) y templo de la orden teutónica. En este momento se conserva el sepulcro donde estuvo el cuerpo de Isabel y el relicario dorado, construido en 1240, para guardar sus huesos. Este último es un sarcófago, que rememora la vida de la santa; no tiene forma de féretro, sino de iglesia, con cuerpo longitudinal y cuatro grandes portales; simbolizando que la institución es “una, santa, católica y apostólica”; rodeándola, se ven las figuras de los doce apóstoles, en el centro Jesús en el trono y en los laterales María con el niño e Isabel, que puede verse por un espejo.

Relicario dorado

Relicario dorado

Después de la reforma luterana, en 1539, el landgrave Felipe ordenó sacar los restos de allí, para evitar las peregrinaciones; se llevaron a un destino desconocido y por eso ahora se encuentra vacío; la cabeza se conserva en un claustro de monjas en Viena. Desde entonces el culto es evangélico, como en muchas de las iglesias alemanas.

Categorías: Alemania, Arquitectura, Histórica, Iglesias, Lugares, Marburg | Etiquetas: , , , , , , , | 1 comentario

Recorrido por Marburgo

La tarea de hablar sobre esta ciudad no será nada fácil, ya tenía cierta idea sobre su relación con algunos personajes y lo típico de sus viviendas; pero estando allá se entiende que hay mucha más historia, detrás de cada peldaño, callejuela y fachada. Este será un recorrido rápido por la ciudad; las impresiones, sensaciones y reflexiones vendrán después, profundizando en algunos de sus lugares.

Iniciaré el relato del viaje desde la llegada a la estación central “Marburg (Lahn)”. Como iba con todas las cosas para el fin de semana, busqué el lugar para guardar mi mochila y poder caminar tranquilamente toda la tarde; pero debido a las obras que se vienen adelantando hace algún tiempo, la estación está en caos y temporalmente no tienen la posibilidad. Así que me fui caminando en dirección a la ciudad antigua, pensando en otras opciones, y diagonal a la Elisabethkirche, la iglesia de santa Isabel, encontré la biblioteca (Stadtbücherei); felizmente pude guardarla allí hasta las 18:30h, que es la hora de cierre de los viernes.

Iglesia de Santa Isabel

Iglesia de Santa Isabel

Visité la iglesia, que tiene entrada libre hasta cierto punto; si se quiere ver lo que hay detrás y las reliquias de la santa, es necesario pagar, con tarifa de estudiante 1,50 euros. Siguiendo con el recorrido, pasé por el antiguo hospital de Santa Isabel, el que construyó para cuidar a los enfermos, aunque ahora solo existe una ruina de la capilla, que estuvo adosada al edificio, en la parte posterior.

Hospital de Santa Isabel

Hospital de Santa Isabel

Continué por la calle Steinweg, que hace parte también de la zona histórica de la ciudad, encontrando diferentes edificios antiguos, donde algunos sobresalían por sus inscripciones y color. Es una calle llena de detalles, donde no se deja de encontrar cosas nuevas cada vez. Como las figuras alusivas a los cuentos de los hermanos Grimm.

Calle Steinweg

Calle Steinweg

En la parte más alta, la calle cambia de nombre y el recorrido se continúa en descenso; entre los edificios históricos, el comercio y los cafés.

Calle Wettergasse

Calle Wettergasse

Después se gira a la derecha y se llega a Markt una plaza donde se encuentra el edificio de la alcaldía o ayuntamiento (Rathaus), una fuente y algunos restaurantes. Algo muy típico en casi todas las ciudades alemanas.

Caminé por los alrededores, para ver qué podría encontrarme por ahí. Me encantan las callejuelas y “perderme” entre los recovecos. Aquí está algo de lo que vi, hasta llegar al café donde haría la pausa para descansar.

Calle al costado de Rathaus

Calle al costado de Rathaus

Calle Reitgasse

Calle Reitgasse

Antigua iglesia

Antigua iglesia

Casa construida en 1911

Casa construida en 1911

Crucé el puente sobre el río Lahn, para caminar hacia el sur, y finalmente regresar en tren a recoger mi mochila.

Río Lahn

Río Lahn

Después el encuentro con las amigas, y el primer día terminó un tanto tarde…

Esta semana seguiré con esta historia, entonces a estar atentos a lo que viene.
¿Qué te gustaría saber sobre mi fin de semana en Marburgo?

Categorías: Alemania, Marburg, Viajes | Etiquetas: , , , | 1 comentario

¡Ya salgo para Marburg!

Como les había contado antes, en breves minutos saldré para allá; iré desde Eisenach, por lo que serán tres horas en tren y estaré llegando al medio día. Ya he preparado un poco el itinerario; quise irme temprano para aprovechar el tiempo, y tener un primer acercamiento a la ciudad, mientras llegan todas las chicas, para empezar oficialmente nuestro Frauenwochenende en las horas de la tarde. Tenemos una reservación para las 20h en el restaurante italiano, Bottega, que pinta bastante bien, allí será el punto de encuentro.

Así que tendré suficiente tiempo para ir avanzando en la lista de lugares más importantes por visitar. Marburgo no hace parte del patrimonio mundial, pero muchos dicen que es de las ciudades más hermosas de Alemania. Cuenta con una gran riqueza arquitectónica y la primera iglesia gótica del país, una gran universidad de la que han salido nueve premios nobel, y donde estudió el mayor de los hermanos Grimm. Ya podré contarles con detalles, a mi regreso.

Dormiremos en Villa in Zentrum a los pies del castillo. El plan será caminar gran parte del sábado, aproximadamente unos 15 kilómetros, por la naturaleza, en cercanías a la ciudad; aunque dependerá también del clima, ya he visto las predicciones climatológicas y parece que todo irá bien, no habrá lluvias. El domingo haremos un recorrido un poco más corto, seguramente por la ciudad, y en la tarde cada una regresará a casa, después de un gran fin de semana.

Desde que llegué a Eisenach y empecé a conocer su historia, dentro de la cual sobresale la santa más grande de Europa: Santa Isabel de Hungría, tuve deseos de conocer esta ciudad, ya que al ir visitando cada uno de los lugares en los cuales vivió, o que tenían alguna relación con ella: el castillo de Wartburg, con su plan, donde cuidó a los pobres y enfermos; el hospital que donó en Eisenach, que ahora funciona como casa de ancianos; el castillo de Creuzburg; el convento de los franciscanos, donde renunció a todas sus riquezas; el interés fue aumentando, y por supuesto, no quería perderme el final, y seguir sus pasos hasta el lugar donde se radicó después, en el cual se dedicó a cuidar a los enfermos, en el hospital que construyó, hasta su muerte.

Hospital donado por santa Isabel de Hungría, en Eisenach

Hospital donado por santa Isabel de Hungría, en Eisenach

Pues ha llegado la hora, y este fin de semana dará para mucho. Así que gute Fahrt nach Marburg! ¡Buen viaje a Marburgo!

Categorías: Alemania, Marburg, Viajes | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Alemania

Edificio en Erfurt

Edificio en Erfurt

Después de Barcelona, el lugar donde más tiempo he estado ha sido Alemania. Algo inimaginable en mi vida; porque cuando recuerdo aquellos lugares que pensé conocer en Europa, este no se me cruzó por la mente, o quizá solo Berlín, como a la mayoría de las personas.

Ha sido un descubrirla desde lo profundo, con un aspecto muy diferente al que tuvo siempre en mi cabeza y con un idioma que no deja de sorprenderme, pero del que también he empezado a disfrutar.

Seguro gran parte de mis post estarán asociados a este país, porque hasta ahora he podido conocer muchos lugares, y siguen sumando… Y cada uno con su encanto, su historia, o en todo caso, algo para contar.

Pensé en seguir el orden en que los fui conociendo, teniendo en cuenta también el tipo de viaje y los lugares del presente o el futuro próximo, como el caso de Marburg, donde estaré el fin de semana en un Frauenwochenende, fin de semana de chicas, con mis amigas alemanas; conociendo la ciudad y caminando por el bosque.

Así que estás invitado a conocer Alemania conmigo, y sorprenderte con todas las maravillas que pueden encontrarse allí. ¡No te pierdas mis próximos post!

En el mar báltico, en Wismar

En el mar báltico, en Wismar

Categorías: Alemania, Viajes | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Mi segundo encuentro con la arquitectura

Casa Batlló, Gaudí

Casa Batlló, Gaudí

Podría decirse que el mayor sueño de un arquitecto es Europa, allí está reunida gran parte de aquellas cosas que hay que ver y la arquitectura es uno de sus principales componentes; por lo tanto, es también una de las cosas que más impacta al llegar de Latinoamérica a Europa.

Mi primer mes en Barcelona fue intenso y de mucho trabajo, porque había llegado 20 días tarde a las clases y ya estaba lo suficientemente atrasada. La vida no me daba para nada más y lo único que conocía de la ciudad era la zona donde vivía, que en ese momento no pudo ser mejor (ya hablaré de ella); la universidad y el metro, que al ir en él solo pensaba en cómo sería arriba, en la calle. Conocía muchos lugares, pero solo por el nombre de las estaciones, como plaza España o plaza Cataluña, que posteriormente sobrepasaron todas las expectativas de aquello que me había podido imaginar en el subterráneo.

Después de un mes entero con este ritmo, ya no podía permitirme no ver algo más. Surgió entonces la idea de ir en bus a la universidad, aunque pudiera tardarme 20 minutos más, o sea casi una hora. Recuerdo esa primera vez… no podía creer lo que mis ojos estaban viendo, cuánta arquitectura, cuanta magia, qué ciudad soñada en la que me encontraba; en ese mismo recorrido pasamos por una casa de Gaudí y no puedo describir lo que sentí en ese momento; después pasamos por otra, ya creía que no iba a soportar más, y tal vez mi boca no podía estar más abierta; eso ya había salvado el recorrido y el tiempo de más. Por supuesto ya no quería volver al metro; una y otra vez fui y volví en bus, deleitándome, maravillándome aun, sin querer perder esas primeras impresiones y disfrutando de ser turista en mi nueva ciudad.

Categorías: Arquitectura, Barcelona, Modernista, Viajes | Etiquetas: , , | 1 comentario

¿Y quién es aquel que me habita?

Vista de Medellín desde la comuna 6

Vista de Medellín desde la comuna 6

Estando lejos, hay muchas cosas que se extrañan, por eso me puse a pensar en algunos lugares que hacían parte de mi vida cotidiana y en los cuales viví muchos momentos diferentes y este no podía ser la excepción. Así recordé este fragmento; escrito en mis años de universidad, sobre uno de esos espacios que solía frecuentar en mi ciudad, pero que al mismo tiempo puede ser cualquiera, en cualquier ciudad, en cualquier lugar…

Desde hace muchos años he estado aquí presente, sentado o tal vez parado, o tal vez esperando; he visto transitar tanta gente… algunos me sonríen al pasar, otros simplemente van, y el verlos me llena de vida cada día.

He sentido, con el pasar del tiempo, cuántas cosas han permanecido y cuántas otras se han ido. Y son tantas las personas que vienen por acá… algunos me visitan, otros transitan, otros pertenecen a aquí y habitan cada día. Estoy lleno de mezclas, colores, sabores; que se revuelven o se esfuman, imperceptibles para unos, la vida de otros.

Y a pesar de todo lo que puede pasar, mi corazón sigue latiendo y palpita con cada paso, con cada sonrisa, con cada vida que cruza por acá y que palpita como yo, y me ayuda a seguir estando vigente; le pertenezco a todos y desde que nací se apropiaron de mí; y aunque para algunos no sea nada, para otros soy mucho.

Siempre voy a estar presente, no importa cuantos se vayan, o cuantos no vuelvan, porque yo estaré acá; sentado o esperando, como desde siempre lo he hecho.

Categorías: Lugares | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Ahora son tres

La ardilla bebé

La ardilla bebé

Esta semana, me topé con una gran sorpresa; en el mismo lugar de siempre, las mismas dos ardillas, pero una de ellas diferente, un tanto extraña, pequeña, oscura y con orejas puntiagudas.

Después de pensarlo un poco, entendí entonces que se trataba de una ardilla bebé, que seguro nació hace algunos días. Es solo un poco más pequeña de lo normal, pero lo suficiente para alcanzar a notarlo, de un color más oscuro e intenso y con una cola que más parece un trapito mojado, todavía no es esponjosa, ni puede levantarla. Pero es toda una ternura, corriendo detrás de su mamá, pensando un instante, antes de dar sus saltos; se aleja un poco, pero regresa rápidamente.

Ya me presentía que nacería, porque por algún tiempo, fue el papá el que salió a buscar comida solo; curiosamente, y más parecería un chiste; los únicos días que salían juntos, era los domingos, y tal vez algunos sábados en la mañana.

Cuántas veces miré dos ardillas en medio de este bosquecito, para que me sacaran sonrisas con sus juegos y locuras… Ahora con mayor encanto, ¡le podré seguir la pista a tres!

Categorías: Naturaleza | Etiquetas: , , | Deja un comentario

De latinoamérica a Europa

Sobre aquello que nos sorprende al llegar a Europa por primera vez, y nos sigue sorprendiendo aun después de tantos años…

Vista de Barcelona desde el templo de la sagrada familia

Vista de Barcelona desde el templo de la sagrada familia

Son tantas las cosas nuevas, sorprendentes, mágicas, increíbles que se encuentra una al llegar a Europa, por primera vez, desde el continente americano. Aunque te hayan dicho muchas cosas, incluso visto en imágenes, revistas de arquitectura, fotos de viajes y otros. Como esta, hay cosas que tienes que vivir para poder terminar de entenderlas.

Las cosas que a mi más impresionaron fueron la arquitectura, la historia, el clima, las personas, el transporte público y los precios de las cosas, más allá del cambio por euros.

El tema da para rato, y por eso, fue la mejor manera que encontré para empezar este blog, porque seguro son temas que harán parte de muchos futuros post, y de donde nació la idea de empezar a escribir.

Te invito a pensar conmigo… ¡Qué comiencen las reflexiones!

Categorías: General | Etiquetas: , | 2 comentarios

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: