¡Ya salgo para Marburg!

Como les había contado antes, en breves minutos saldré para allá; iré desde Eisenach, por lo que serán tres horas en tren y estaré llegando al medio día. Ya he preparado un poco el itinerario; quise irme temprano para aprovechar el tiempo, y tener un primer acercamiento a la ciudad, mientras llegan todas las chicas, para empezar oficialmente nuestro Frauenwochenende en las horas de la tarde. Tenemos una reservación para las 20h en el restaurante italiano, Bottega, que pinta bastante bien, allí será el punto de encuentro.

Así que tendré suficiente tiempo para ir avanzando en la lista de lugares más importantes por visitar. Marburgo no hace parte del patrimonio mundial, pero muchos dicen que es de las ciudades más hermosas de Alemania. Cuenta con una gran riqueza arquitectónica y la primera iglesia gótica del país, una gran universidad de la que han salido nueve premios nobel, y donde estudió el mayor de los hermanos Grimm. Ya podré contarles con detalles, a mi regreso.

Dormiremos en Villa in Zentrum a los pies del castillo. El plan será caminar gran parte del sábado, aproximadamente unos 15 kilómetros, por la naturaleza, en cercanías a la ciudad; aunque dependerá también del clima, ya he visto las predicciones climatológicas y parece que todo irá bien, no habrá lluvias. El domingo haremos un recorrido un poco más corto, seguramente por la ciudad, y en la tarde cada una regresará a casa, después de un gran fin de semana.

Desde que llegué a Eisenach y empecé a conocer su historia, dentro de la cual sobresale la santa más grande de Europa: Santa Isabel de Hungría, tuve deseos de conocer esta ciudad, ya que al ir visitando cada uno de los lugares en los cuales vivió, o que tenían alguna relación con ella: el castillo de Wartburg, con su plan, donde cuidó a los pobres y enfermos; el hospital que donó en Eisenach, que ahora funciona como casa de ancianos; el castillo de Creuzburg; el convento de los franciscanos, donde renunció a todas sus riquezas; el interés fue aumentando, y por supuesto, no quería perderme el final, y seguir sus pasos hasta el lugar donde se radicó después, en el cual se dedicó a cuidar a los enfermos, en el hospital que construyó, hasta su muerte.

Hospital donado por santa Isabel de Hungría, en Eisenach

Hospital donado por santa Isabel de Hungría, en Eisenach

Pues ha llegado la hora, y este fin de semana dará para mucho. Así que gute Fahrt nach Marburg! ¡Buen viaje a Marburgo!

Anuncios
Categorías: Alemania, Marburg, Viajes | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: