El primer campo de concentración

Campo de concentración Buchenwald

Campo de concentración Buchenwald


Aún no termino con Marburgo, pero no podía dejar de contarles la experiencia que tuve ayer; era la primera vez que visitaba un campo de concentración y a pesar de haber estado ahí más de cuatro horas, todavía me falta categorizar y asumirlo; recibí mucha información y prácticamente no deje un rincón sin recorrer; quedé llena de impresiones y sensaciones.

Estar en un lugar así, después de haber leído y escuchado tantas cosas, donde se puede ver parte de esa realidad, sigue siendo increíble; tuve que repetirme varias veces: ¡esto fue real, no son solo historias! y por más que se pueda observar, uno no puede imaginarse completamente lo que sufrieron y vivieron allí; qué duro fue y hace tan pocos años…

Después les contaré con detalle algunas de las cosas que aprendí, y les mostraré lo que hay; por ahora, solo traigo unas pequeñas reflexiones, porque tendrán que pasar días para terminar de meditarlo.

¿Y qué puedo pensar sobre todo esto? que es tal vez lo máximo, en término negativo, a lo que puede llegar el ser humano; que la maldad solo trae más maldad, se va multiplicando; y que se es responsable por la vida, cada día. Uno se va convirtiendo en aquello que alimenta de sí mismo, se de cuenta o no; cada día contribuye a la suma de un total.

Los soldados eran jóvenes que entraron voluntariamente a la SS, por un ideal político, adentro se encontraron algo diferente y se fueron sumando a ello; con el entrenamiento se empezaron a volver malos, llegando algunos a destacar tanto, que avanzaron en su carrera hasta llegar al campo de exterminio Auschwitz, el más cruel de todos. Pensaba en ellos y en cómo pudieron volverse así, y creo que de alguna manera pudieron ser víctimas de una ideología, estando adentro no había marcha atrás. Pero siempre la hay, existe la libertad humana y cada uno podía optar, y eso fue lo que eligieron. También habría que pensar en su deseo de poder, allí podían sentirse grandes, mejores que los prisioneros y por tanto con el derecho a hacer con ellos lo que quisieran; quizás entre ellos la competencia era sobre cuál podría ser más cruel.

Y así, como llenándonos de actitudes, pensamientos y acciones malas, nos vamos dañando; de la misma forma, con actos contrarios, podemos ir siendo mejores cada día. Si se quiere ser un lector asiduo, basta con empezar a hacerlo un ratito cada vez y luego nos encontraremos haciéndolo sin problema. Tenemos la libertad (y la obligación) de hacer con cada uno de nosotros, lo que tenemos que ser, aquello que queremos ser.

Cada vez que pienso en las personas que tuvieron que vivir esto, me digo: ¿y yo qué estoy haciendo? yo que tengo la libertad de vivir mi vida ¿qué estoy haciendo con ella?, ¿la estoy valorando lo suficiente?. Que no hubieran dado ellos por tener un tiempo para hacer lo que quisieran, o la opción de decidir hacer algo o no; fueron humillados, maltratados, y aun así lucharon por mantener su vida, e incluso podían tener ánimo para jugar al dominó o a las damas, con las fichas que ellos mismos hicieron, con cualquier material al alcance.

Juegos utilizados en el campo

Juegos utilizados en el campo

Hay situaciones extremas que pueden sacar lo mejor o lo peor de nosotros mismos, pero no es necesario esperar a que ocurran para empezar a hacer algo; es mejor valorar ahora todas las posibilidades que se tienen y aprender a dar gracias por ellas.

Artículos relacionados, escritos posteriormente:
El campo de concentración Buchenwald (1)
El campo de concentración Buchenwald (2)
El campo de concentración Buchenwald (3)

Anuncios
Categorías: Alemania, Campo de concentración, Lugares, Weimar | Etiquetas: , , , , | 8 comentarios

Navegador de artículos

8 pensamientos en “El primer campo de concentración

  1. Thank you for any other wonderful article.
    The place else could anybody get that kind of info in such an ideal way of
    writing? I’ve a presentation next week, and I’m at the look for
    such information.

    • Muchas gracias por tu comentario, me alegra que te haya gustado. Yo escribiré un poco más sobre este tema, pero tal vez tengas que realizar antes tu presentación. Espero que puedas encontrar la información. Si quieres, puedes estar pendiente por aquí, la próxima semana. ¡Un saludo!

  2. Hello everyone, it’s my first go to see at this web page, and article is truly fruitful in favor of me, keep up posting such content.

    • Hola Quyen, muchas gracias por tu comentario, es muy bueno saber que te ha servido y que estarás siguiéndome. ¡Un saludo!

  3. Everyone loves it when folks come together and share opinions.
    Great website, continue the good work!

    • Muchas gracias por dejar también tu opinión; este blog se alimenta de los comentarios de quienes lo leen, así que siempre me alegran mucho y me motivan a seguir haciéndolo muy bien. ¡Un saludo!

  4. Whats up are using WordPress for your site platform?
    I’m new to the blog world but I’m trying to get started and set up my own.
    Do you need any coding expertise to make your own blog?
    Any help would be greatly appreciated!

    • Hola Marlene, no es necesario mucho conocimiento para iniciar tu propio blog, lo más importante es que te guste escribir. Dedicándole tiempo, irás fácilmente encontrando la manera de hacerlo, la misma plataforma ofrece mucha información al respecto. ¡Mucha suerte con tu iniciativa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: