El campo de concentración Buchenwald (1)

Entrada al campo

Entrada al campo

Aunque han pasado algunos días, hay impresiones que siguen estando vigentes, así que empezaré por el exterior, que puede ser un tanto más sencillo de describir. Ya se ha mostrado mucho en películas y dicho en libros, pero en definitiva cada campo tiene sus particularidades y su historia, y este fue uno especial.

Está ubicado en la ladera occidental de la colina de Ettersberg, donde las personas de la zona realizaban sus paseos, hasta que en el verano de 1937 se prohibió el acceso, porque habían iniciado su construcción. Para llegar se toma el bus #6 en la ciudad de Weimar, este pasa cada hora, tarda 15 minutos y termina su ruta en el mismo lugar del memorial; en el parqueadero donde comienza el recorrido. Al bajar se puede ver claramente la oficina de información, un mapa enorme del lugar y varios edificios amarillos.

Todas las instalaciones hacen parte de un proyecto llamado el memorial de Buchenwald, es completamente abierto y gratuito; además, cuenta con cuatro exposiciones permanentes y una oficina de información donde se puede comprar el plano con la explicación, disponible en varios idiomas, por 1€ y es posible adquirir una audio guía (en un ipod nano) por 3€ ; yo no soy muy de esas cosas, pero aquí valió mucho la pena. Algunos edificios se conservan aun, los bloques o pabellones donde vivieron los prisioneros eran de madera y fueron retirados algunos años después de la liberación.

Para comenzar, decirles que no es cierto lo que la mayoría de personas piensa (yo también, antes de esta visita), que estos lugares eran solo para judíos. En principio, Buchenwald fue construido para deportar allí a hombres, jóvenes y niños, que no tenían lugar en la sociedad nacionalsocialista: opositores políticos al régimen nazi, criminales, homosexuales y testigos de Jehová; posteriormente, cuando empezó toda la persecución a los judíos y en especial, después de la noche de los cristales rotos, ingresaron más de 10.000; siendo ellos los que se llevaban la peor parte ahí adentro.

Entre los edificios más representativos que quedan, se encuentran los antiguos cuarteles de la SS, en total eran 18, ahora se conservan solo cinco en forma original y tienen diferentes usos, como el de vivienda y oficinas. A finales de 1937, esta unidad contaba con 1617 soldados y hasta principios de la segunda guerra mundial esta cifra se duplicó, con la inscripción voluntaria de jóvenes.

Antiguos cuarteles de la SS

Antiguos cuarteles de la SS

Caminando un poco hacia el oriente, se encuentra lo que fuera la estación ferroviaria. Su construcción se ordenó en marzo de 1943, para apoyar la fábrica de armamentos que funcionaba a su lado; donde la SS arrendaba las instalaciones, con el personal incluido, principalmente rusos, franceses y polacos, haciendo turnos de 11 horas. Los prisioneros debieron construir en 100 días, los 10 kilómetros que los separaban de la ciudad de Weimar; a mediados de junio, una semana antes de la inauguración, trabajaban allí, hasta el cansancio, 1400 de ellos. No se conoce con exactitud, cuantos murieron en esta tarea; pero se sabe que en ese año, entre la fabricación de armas y la inauguración, murió un tercio de la población.

Estación ferroviaria

Estación ferroviaria

La calle que une la estación ferroviaria con la entrada al campo, se llamó camino del “carajo”; que en alemán hace referencia a un ritmo rápido y rasante, pero que en este caso podría tener mejor relación con nuestro concepto “al carajo”; ya que por ahí entraron los prisioneros al campo, empujados y golpeados, formándose así, una primera idea de lo que sería su vida en este lugar.

En el mismo, se encontraban el garaje, la gasolinera, y más adelante, los edificios de la comandancia y la sección política; que reunían en la misma calle, al comandante, con sus ayudantes, la organización de las tropas, la Gestapo; que se encargaba del número de muertes y mantenía el control por medio de denunciantes, el registro civil de Weimar y la dirección de prisión preventiva.

Edificio de la comandancia

Edificio de la comandancia

Edificio de la Gestapo

Edificio de la Gestapo

Otra de las construcciones que se encontraban por fuera del campo, era el jardín zoológico de la SS. Su construcción se ordenó en 1938, entre la sección política y el enrejado, financiado con el dinero robado a los prisioneros. Su principal atracción fueron los cuatro osos en una jaula, que servían de distracción para la SS y sus familias. Ahora se conserva solo una pequeña parte.

Fotografía del aviso: Jardín zoológico

Fotografía del aviso: Jardín zoológico

Antiguo zoológico

Antiguo zoológico

Artículos relacionados:
El primer campo de concentración
El campo de concentración Buchenwald (2)
El campo de concentración Buchenwald (3)

Anuncios
Categorías: Alemania, Campo de concentración, Lugares, Weimar | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: