El campo de concentración Buchenwald (2)

Después de conocer la parte exterior del campo, llegamos a la entrada. Desde aquí, les contaré solo a manera de relato, porque ya les había hablado sobre las reflexiones que tuve al estar en este lugar, y de igual forma fue difícil enterarme de cosas, pero tal vez lo sea mucho más escribirlas; con la conciencia de no olvidar todo lo que hay detrás de unas simples cifras, respetando la memoria de todos aquellos que allí habitaron. Seguramente no pueda hoy terminar con este lugar, porque adentro pasaron muchas cosas; no quiero obviarlas, porque ocurrieron realmente; porque alguien tuvo que padecerlas, aunque algunas veces pretendamos, inocentemente, que no haya ocurrido.

El único lugar que estuvo permitido para entrar y salir del campo, fue el portal o puerta de acceso, construida en 1937 por los prisioneros; las puertas laterales, en las torres de vigilancia, eran usadas solamente para suministros. El inicio y fin del enrejado era en este lugar, teniendo una longitud aproximada de tres kilómetros.

Portal de acceso al campo

Portal de acceso al campo

Al mirar el edificio de frente, se observa al lado derecho las antiguas oficinas de la SS y al izquierdo, con las ventanas selladas, la prisión o celda de tortura, que funcionó desde 1938. El reglamento decía que podía mantenerse un prisionero hasta un máximo de 21 días, pero la estancia se prolongaba por meses, terminando a veces en la muerte; su premisa era: interrogar hasta la confesión. En la celda número uno, pasaban las últimas horas aquellos que iban a ser asesinados en el subterráneo al día siguiente.

Prisión

Prisión


Interior de la prisión

Interior de la prisión


Celda de prisioneros

Celda de prisioneros

En la parte superior se encuentra la torre de madera desde la cual controlaban, visualmente y con armas, las barracas y la plaza de llamados; desde afuera podía verse sobre la entrada la frase “con justicia o sin ella, por mi patria”. En el centro, está la puerta de hierro, por la cual debían pasar los prisioneros diariamente al trabajo, con miedo a los maltratos; desde adentro puede leerse en ella la inscripción <<Jedem das seine>>,<<a cada uno lo suyo>>; que se ha convertido en símbolo de Buchenwald, y la deja a una sin palabras.

Puerta de entrada

Puerta de entrada

El 11 de abril de 1945, al llegar el tercer ejército americano, prisioneros políticos esperaban en el portal con una bandera blanca; simbolizando la huida de sus captores. El reloj a las 15:15h fue detenido simbólicamente en ese momento; se hallaban adentro 21.000 prisioneros.

Torre del acceso

Torre del acceso

El hospital de evacuación #120 de las fuerzas americanas intentaron salvar la vida de los sobrevivientes, utilizando los antiguos cuarteles como hospitales provisionales. No fue posible salvarlos a todos, durante las semanas siguientes murieron todavía más personas a causa de las condiciones en que se encontraban.
 

Los prisioneros

Al cruzar el portal, lo primero que se observa es un lugar desolado, en el que van encontrándose las huellas de los acontecimientos sucedidos; por medio de los avisos que dan cuenta de lo que se trataba cada punto específico.

Plaza de llamados

Plaza de llamados

La plaza de llamados era un cuadrado en el que marchaban cada día para ser contados, al amanecer y en la noche, hasta 20.000 prisioneros. Los formaban justo al frente del portal, para que pudieran ver las ametralladoras de la torre y escuchar los gritos de las torturas en el bunker. Hacía parte del programa de humillación y degradación, donde tenían que cantar, quitarse la gorra, estar varias horas de pie, con hambre y cansancio del día; negarse significaba la muerte. Allí se producían también los castigos públicos.

 Ahora se conservan las fundaciones de los bloques o barracas de madera donde vivieron. Si hubo un lugar en el cual no pude contener mis lágrimas fue en el bloque número ocho, para niños y jóvenes. Estuvieron allí polacos, judíos, sintos y rumaníes, y debían vivir y trabajar junto a los adultos. En 1942 aumentó el número con polacos y rusos; después con judíos, sintos y rumaníes procedentes de Auschwitz. Por lo que se destinó otra barraca, en el campo pequeño, para recibirlos; en julio de 1943 llegaron 160 adolescentes rusos y ucranianos, y en 1944, más polacos y judíos. Algunos sobrevivieron, con la ayuda de los presos políticos y se liberaron en total 904, el más pequeño acababa de cumplir los cuatro años. Los últimos meses, antes de la liberación, un tercio de los prisioneros era menor de 20 años.

Lugar donde estuvo el bloque de niños

Lugar donde estuvo el bloque de niños

El bloque 7 era para los prisioneros de guerra soviéticos, que el ejército alemán entregó a la SS para trabajos forzados. El 18 de julio de 1941, se trasladaron 2.000 desde el campo de Hamburgo y el número rápidamente se redujo a 800. Un día antes de la liberación, la SS los envió a las <<marchas de la muerte>>, para evacuar el campo.

El bloque 50 fue desde el otoño de 1939 para polacos, y a mediados de 1943, se convirtió en un centro de investigación para el tifus epidérmico. El bloque 46 se utilizó a partir de 1942 para lo mismo. Más de 1.000 prisioneros fueron inyectados con sangre contaminada y utilizados en experimentos hasta 1945.

El bloque 22 fue la barraca judía, a partir de 1938 llegaron, con la persecución, políticos, científicos, artistas y personalidades; su estadía estuvo marcada por la miseria, la estrechez y la discriminación. Las tareas que debían realizar eran en la cantera, limpieza de letrinas y transporte de cadáveres y materiales pesados. En la primavera de 1942, muchos fueron trasladados a Auschwitz y en 1944 se recibieron transportes provenientes de los campos de exterminio en oriente, con más de 50.000 hombres y mujeres, de los cuales muchos se llevaron a comandos exteriores, para cavar túneles o construir bunker; morían abandonados o se asesinaban. Finalmente solo 3.000 fueron liberados.

Monumento a los judíos

Monumento a los judíos

En 1942 se construyó el campo pequeño, como un campo de cuarentena; estaba separado del resto por un alambrado. Entre 1944 y 1945 se convirtió en un campo de enfermedad, debido a la llegada masiva de prisioneros, desde los campos evacuados del este. Más de 5.000 personas murieron en los últimos 100 días.

Artículos relacionados:
El primer campo de concentración
El campo de concentración Buchenwald (1)
El campo de concentración Buchenwald (3)

Anuncios
Categorías: Alemania, Campo de concentración, Lugares, Weimar | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: