Detrás del llanto de una niña

Niña en parque

Y ahora, para volver un poco a la realidad… El viernes pasado, hice un viaje en tren, en uno de los pequeños compartimientos, que está un poco aislado y en ciertas ocasiones, se puede estar más cómodo; es para máximo seis personas y llegué hasta allí porque no había más espacio, muchas personas habían reservado su silla y yo no.

Después de iniciado el viaje, en una ciudad cercana, se subió una señora con sus dos hijos pequeños; con ellos compartí el espacio una buena parte del viaje. Cuando el tren retomó su marcha, la niña empezó a llorar, desconsoladamente; creo que fue por su papá, que era la palabra que salía entre sus llantos; él, tal vez los había acompañado hasta la entrada del tren y había tenido que quedarse en la ciudad, con lo cual ya lo estaba extrañando.

Me cuestionó como su mamá y su hermanito trataban de consolarla por todos los medios, cambiaron de lugar, le mostraban cosas, le hablaban, y lo demás que pueda imaginarse. Y esta es una actitud normal, incluso en nuestro país, pero todavía me deja pensando porque no estoy segura de que sea la solución. El objetivo principal es borrar sus lágrimas, hacerle olvidar su tristeza o aquello que se la está causando, y por esto hacen lo que sea.

Yo diría, sin saber del tema, que lo mejor sería hablar con ella y ayudarle a entender lo que le está pasando, que tampoco sé si pueda entenderlo. Desde pequeños nos hacen pensar que llorar es malo, que sería igual a: expresar nuestros sentimientos es malo, y no debería ser así. El mejor medio de expresión de los niños, o al menos el que conocen, es el llanto. Yo recordé por medio de sus lágrimas, la nostalgia que yo sentí algunas veces, de la cual no hablé demasiado, porque las respuestas eran algo como: en un ratito se le pasa, no le preste atención a eso, no vale la pena, o peor, no vuelvo a traerla si es para que se ponga así. ¿Y tiene acaso una niña, la culpa de extrañar a su mamá o papá, de sentirse sola o cuestiones similares? A mi me hubiera gustado que en lugar de gastadas respuestas, me hubieran explicado que lo que tenía era un sentimiento de…, tal vez generado por… o por… y que voy a sentirlo en estas o aquellas situaciones, que es normal, etc. ¿O es mucho pedir?, o ¿no es así la educación? yo no lo sé; pero seguro sería más sencilla la vida si nos enseñan a conocernos y entendernos desde pequeños, y no a ocultar sentimientos por miedo o costumbre, que a la larga no alimenta nada bueno.

Tal vez un padre no pueda hacer algo mejor que invertir en su hijo, pero en él propiamente.

Anuncios
Categorías: General | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: