La despedida de Michael Ballack

Inicio partido, despedida Michael Ballack

No necesito confesar que no soy una ferviente admiradora del futbolista alemán Michael Ballack y mucho menos decir que puedo reconocerlo por haberlo visto cientos de veces en una campaña publicitaria de una empresa de turismo; lo que sí, es que se me hace muy parecido a un importante exarquero colombiano. En todo caso, ya desde el verano pasado, empecé a tomarle cariño a los jugadores de la selección alemana y ante tal evento nacional, cómo perdérselo. Estando adentro, recordé la despedida del arquero René Higuita, en el estadio Atanasio Girardot, de Medellín; donde como era acostumbrado en él, salió de su arco para marcar goles, y atajó uno con su famoso escorpión; y por supuesto, la del Mauricio “Chicho” Serna, que logró ponernos la piel de gallina a más de un espectador, y en la cual estuvo como invitado Diego Armando Maradona. Son pequeños momentos inolvidables, como lo será de ahora en adelante, la emocionante despedida de este gran capitán Michael Ballack.

No teníamos boleta, 40.000 de ellas se habían vendido en un solo día, desde el mes de marzo, y las restantes al día siguiente. Debido a la constante creciente en el caudal de algunos ríos y principalmente en la zona aledaña al río Elba, que ha dejado a muchas personas damnificadas; el alcalde había decretado que no se llevarían a cabo eventos deportivos en la ciudad, razón por la cual ya se habían cancelado algunos y se estaba a la espera de que definiera si permitiría el encuentro o no. Por esto mismo, no pensé más en el tema y salí a disfrutar la ciudad; había estado toda la tarde en los museos GRASSI y al salir, empecé a ver a la gente con las camisetas y demás implementos que indicaban que iban para el estadio; me dije entonces: ¡hay partido! y la nostalgia empezó a embargarme. Como es muy típico en los lugares donde hay gente luchándose la vida, algunas entradas se habían vendido en el mercado negro; hasta por el triple del precio oficial. Así que no estaba de más, pasarse por el Red Bull Arena Leipzig (qué nombre para un estadio) e intentar conseguir un par de ellas; al final, pudimos comprarlas en la venta oficial.

El evento se inició con la presentación de cada uno de los jugadores, que iban conformando un equipo y otro. Habían futbolistas actuales y retirados, entrenadores y otras personalidades; yo no conocía a casi ninguno, pero fue emocionante ver a los que sí: José Mourinho y Michael Schumacher.

Equipo con SchumacherEquipo de Mourinho

En el equipo nacional (el rojo), inició jugando el homenajeado y muy rápidamente empezó a marcar los goles. Y aunque él es la estrella, especialmente en este día; me gustó mucho el juego de Schumacher, se la corría, la luchaba y también se descachaba, pero siempre con todas las ganas; teniendo a su favor que es profesional en otro deporte.

Como cualquier partido de despedida, tuvo sus cosas curiosas; por ejemplo el cambio de jugadores: sale el número 9 y entra el número 9; también, el árbitro principal, llevaba una mochila, en la cual estaba una cámara y así, era posible ver las jugadas muy de cerca, en la pantalla general.

Era mi primera vez en un estadio alemán y extrañé las constantes barras que suelen cantarse en los estadios colombianos, aunque no faltaron las olas, las pancartas y en variadas ocasiones se escuchó una ovación con el nombre de Michael Ballack. La celebración de los goles consistía en gritar, tres veces, el apellido del anotador, después de que el comentarista decía su nombre; esto me gustó muchísimo. Sin duda, formas muy diferentes, que se van conociendo y se aprenden a vivir y disfrutar.

Michael BallackMichael Schumacher

Pancarta de ChemnitzCambio de jugador

El jugador alemán, nació en Görlitz, en el año 1976 y tuvo una larga carrera futbolística entre varios equipos del país, como Bayer Leverkusen, Bayern München, Chemnitzer FC, entre otros; y jugó con el Chelsea entre 2006 y 2010. Fue jugador de la selección alemana desde el año 1999, y su capitán desde el 2004 hasta el 2011.

El momento más emotivo de su despedida fue cuando en la pantalla del estadio apareció el video de su familia, dedicándole algunas palabras; todos vestían la camiseta y jugaban un poco, mientras iban pasando a hablar. Frases e imágenes que lograron conmoverlo, mientras estaba parado en la mitad de la cancha, poniendo atención. Sus abuelitas le dijeron algo como: “te deseamos un buen descanso, también lo será para nosotros”.

Después de esto, pasó desfilando entre sus amigos, para llegar a recoger a sus tres hijos e iniciar la vuelta al estadio, para despedirse de todos los asistentes. Dirigió un pequeño discurso al público, aunque primero tuvo que tomar fuerzas, de lo conmovido que estaba; y finalmente, el último adiós, antes de retirarse por el túnel, mientras la pantalla nos avisaba que el evento había llegado a su fin.

Vuelta al estadioMichael Ballack e hijosCiao capitano

Una noche histórica y conmovedora, que quedará gravada en el corazón de los alemanes y en el de los 44.000 asistentes; principalmente, en el de una que no pudo dejar de emocionarse, por haber podido estar en la despedida de Michael Ballack. ¡Ciao capitano!

Angela en Red Bull Arena Leipzig

Anuncios
Categorías: Actividades, Alemania, Leipzig | Etiquetas: , , , , , , | 8 comentarios

Navegador de artículos

8 pensamientos en “La despedida de Michael Ballack

  1. Entretenido relato, pero tengo una pregunta. ¿Por qué ‘Ciao Capitano’ si el tipo es alemán?

    • Hola Francisco, sí, es gracioso, yo me hice la misma pregunta; simplemente fue el lema que escogieron, tal vez porque suena bonito, creo que no tiene relación con algo específico.
      Y qué bueno que te haya gustado el relato, muchas gracias por tu comentario. ¡Un saludo!

      • Francisco, ahora me han despejado la duda. El entrenador Jürgen Klinsmann, quien decidió en 2004 que Ballack sería el capitán, lo llamó por primera vez Capitano, en el mundial de 2006 en Alemania; tal vez porque Klinsmann estuvo antes en Italia y conoce el idioma.

  2. Que interesante! Aunque pensaría que con lo orgullosos que son los alemanes de su nacionalidad no aceptarían algo como eso. Pero bueno… Jajaja

    • Sí, Francisco :), pero imagínate que ellos disfrutan mucho esas palabras específicas o cortas frases de otras lenguas y en general les gusta aprenderlas y aprovechar cuando tienen cerca a alguna persona que hable otro idioma; están muy interesados en ello. Tal vez, por eso, quedo resonando aquello de “capitano”, durante años, en el equipo. ¡Saludos!

  3. una pregunta quiero saber la cancion que cantaron los cantantes en la despedida de ballack , porfavor gracias

    • JuanKa, lo lamento :(, no puedo ayudarte con esa respuesta. Ni siquiera me acuerdo del nombre del grupo, solo sé que eran dos chicos. En la pantalla iban pasando las cosas, pero de ellos solo pasaron una parte de un video, después de la canción, y ahí supe que eran conocidos. Espero que puedas encontrarlo. ¡Saludos!

  4. Pingback: Al corazón de esa ciudad que llega al corazón | Reflexiones de viaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: