Archivo mensual: julio 2013

Al mar, tan… indescriptible

Atardecer en el mar

A este mar inmenso que me encanta, aquel que ya se ha llevado más de dos de mis escritos, ¿por qué le sigo escribiendo?. Magnífico, profundo; sosegado y turbulento a la vez. Azul, tan azul, que con este atardecer se confunde, en el horizonte, con el cielo.

No se trata solo de ir en un barco*, es estar sumergido dentro de él, es verlo, mirarlo y volverlo a contemplar. Y allí está siempre, tan sereno, tan tranquilo, tan lineal, tan misterioso e indescifrable; con un sonido que es como un sueño**, como un susurro; tan lejano, tan cercano; tan propio y tan extraño.

Así es el mar, tan amplio para todos y tan particular como para uno. No importa cuánto se avance sobre él, sigue igual, tan callado o tan risueño como él lo quiera; acompañado, normalmente, por el viento, otro sueño**, y pasean de la mano, mientras son observados por unos y otros; desde allá, desde acá, y desde cualquier puerto en el mundo. ¿Sin intimidad? la tendrán en algún lugar oculto, que solo ellos conocen, donde también suelen encontrarse con los nuestros; tus sueños, mis sueños.

* En mi viaje de Barcelona a Génova.                                                                                                               
** a propósito de la lectura de “Sueños” de Antonio García Teijeiro.

Anuncios
Categorías: Naturaleza | Etiquetas: , | Deja un comentario

De Barcelona a Génova o viajando por primera vez en barco

Angela en el barco Splendid, rumbo a Génova

Desde Barcelona hay muchas formas de llegar a Génova, Italia. Yo elegí el barco porque se trataba de una buena posibilidad de viajar, sin tener que hacerlo en avión. Cuando hablo de que fue mi primera vez en barco, me refiero a un viaje en serio, donde inicio en un destino y termino en otro, usándolo como un medio de transporte. Muchas veces, he estado en situaciones similares, aunque de otras magnitudes; por diversión o turismo, por cortos lapsos de tiempo. El barco en el que viajé en esta ocasión era enorme, contaba con nueve plantas y solo lo había visto antes en películas, tal vez únicamente en Titanic.

Por aquello de economizar, pensé mucho en si pagar por un camarote o no, y estoy convencida de haber tomado la decisión correcta. Fue un viaje de 19 horas, que incluía una tarde completa y una noche; si dormía bien, estaría descansada y podría aprovechar todo el día siguiente; y más que esto, me atormentaba pensar en las maletas, no quería estar todo el tiempo cuidándolas y no estaría tranquila por ahí mientras las dejaba solas.

Así que elegí una cama, en camarote para cuatro mujeres, aun con la duda de si recibiría una llave para salir de él sin temor. Al final, fue como tener una habitación privada de hotel, porque aunque esta vez sí la esperé, nunca llegó otra chica. Esto me dio la libertad para conocer todos los espacios, caminar y tenderme por ahí a leer, escribir o ver las actividades de los demás. Y esta es mi mayor recomendación, si van a viajar en barco, por favor no se ahorren los 15 euros del camarote, vale la pena pagarlos y sacarle el mejor provecho al tiempo a bordo. Eso sí, muy seguramente si hubiéramos estado las cuatro, no hubiera sido tan tranquilo y confortable.

Acceso al camarote en el barco Splendid de GNV a GénovaCamarote en el barco Splendid de GNV a GénovaBaño del camarote en el barco Splendid de GNV a Génova

El barco cuenta con diferentes espacios comunes, aunque no muy apropiados para trabajar en el portátil o leer, excepto las zonas al aire libre, dispuestas con sillas para asolearse. También se puede estar en los restaurantes o locales de comidas. Además, existen varias opciones para los niños, como el salón Peter Pan y las actividades de baile con seguimiento.

Terraza trasera en el barco Splendid de GNVTerraza lateral barco

Heladería en el barco SplendidRestaurante Italia en Barco Splendid de GNV

Sala Peter Pan, para niños, en el barco Splendid de GNVActividades para niños en el barco a Génova

Me habían dicho que la comida era carísima, por lo que me fui preparada con todo lo necesario y un poco más. Por esto, no me enteré bien de los precios, aunque de paso por la entrada del restaurante, alcancé a notar algunos platos por 5,50 euros, que diría que están bien de precio y pueden ser una buena opción para quienes no les gusta cargar muchas cosas.

Mi experiencia a bordo fue tan buena, que la repetiría sin dudarlo; eso de poder caminar, dormir, meditar, contemplar el mar, trabajar, escribir, leer y otros más, mientras se viaja, es incomparable. Si hasta puede una llegar a olvidarse que está dentro de un barco… Definitivamente, aquellos serán unos días inolvidables, en el Splendid, viajando por primera vez en barco.

Barco Splendid de GNV en el puerto de Barcelona

Categorías: Viajes | Etiquetas: , , , , , | 5 comentarios

Mi experiencia como becaria en los cursos de verano de la UIMP

Angela en los cursos de verano de la UIMP en Santander

Todo inició con un correo de Ágora, donde me dijeron sobre la disponibilidad de becas para hacer un curso de verano en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en Santander. Me pareció una ocasión perfecta para aprender y conocer la ciudad, en la semana que tendría libre, después de la defensa de mi trabajo final. Así que me inscribí para ganar la beca completa, del banco Santander y realizar el curso de Planeación estratégica de ciudades. Días después me llegó el comunicado de que había conseguido unas de las 30 que entregaron y que esta se gestionaría a través de la universidad.

Posteriormente, recibí un correo con la información del hospedaje que se me había asignado, era el hotel Piñamar; muy cerca del centro y del puerto. Las demás dudas me fueron despejadas en una llamada recibida desde el departamento de residencias de la UIMP. Podía llegar el día anterior al inicio del curso y recibiría un carnet, con el cual tendría todas las comidas en la sede de los cursos: el palacio de la Magdalena.

Hotel Piñamar, SantanderPrimer plato, bufet. En Palacio de la Magdalena

Y todo funcionó perfectamente, al llegar al hotel recibí el carnet o acreditación y la información relacionada con los horarios, el transporte y los demás compañeros. Hasta ese momento, no sabía que compartiría la habitación con otra chica y fue muy bueno así, ya que pudimos estar juntas y compartir las expectativas y demás.

Cada día, el bus paraba cerca del hotel e iba pasando por las demás residencias, llegábamos con el tiempo suficiente para desayunar y reposar; antes de iniciar. Mi curso estuvo maravilloso, con el alcalde de Santander en la inauguración y la clausura. Aprendimos de diferentes personalidades relacionadas con la transformación, renovación urbana y planificación de las ciudades; sus procesos, ideas, resultados y proyectos.

Fueron solo tres días, pero muy intensos e interesantes; pasados por la semana grande de Santander, con alegría por las nuevas amistades encontradas y hasta con la posibilidad de conocer a una gran científica española: Margarita Salas. Así, fue mi experiencia como becaria en los cursos de verano de la UIMP.

Angela con Margarita Salas en los cursos de verano de la UIMP

Categorías: Actividades, España, Santander | Etiquetas: , , , , , , , , | 4 comentarios

La Bauhaus en Dessau

Edificio principal de la Bauhaus, por el acceso principal. Dessau

Cuando les hablé por primera vez de la Bauhaus, les dije que en otra ocasión tendríamos más, con el fin de conocer las intervenciones realizadas por esta escuela de diseño, fundada por Walter Gropius. Es por esto que he decidido retomar el tema, para hablarles un poco más, en este caso sobre Dessau, la ciudad que marcó su historia y desarrollo; aquí tendremos un recorrido general y próximamente visitaremos los edificios en su interior. Si aun no has leído la entrada anterior: la bauhaus, una escuela, tres ciudades, puedes hacerlo ahora, para que te contextualices mejor. Las obras de la Bauhaus, hacen parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1996.

Llegar a Dessau

La estación principal de trenes está muy bien conectada con el resto de Alemania; se encuentra a un poco más de una hora desde Berlín y a dos o tres desde ciudades más al centro del país; por esto, es la mejor opción que se puede utilizar como medio de transporte.

Yo llegué a la ciudad en tren, un sábado a las 10 de la mañana, teniendo solo una leve idea de cómo ir hasta aquellos emblemáticos lugares, pero con la certeza de que no dejaría escapar ninguno y que para ello tendría que preguntar en una oficina de turismo, ya que por más que había consultado sobre el urbanismo en Dessau, no lograba encontrar la información exacta; incluso verifiqué después que gran parte de esta estaba errónea. Con esto, me alegra inmensamente poder compartirles esta información el día de hoy, para que sean muchos más los que de ahora en adelante puedan visitar la ciudad con la información clara y precisa.

Estación de trenes, Dessau

Al bajar las escaleras desde la plataforma, se encuentran las señales: a la izquierda, Bauhausstadt; a la derecha, el centro. Me fui directamente en dirección centro, porque seguro allí estaría la oficina de turismo. Me dieron la información necesaria, con los horarios del transporte y un plano general con los edificios y urbanismo de la Bauhaus; además, todas las opciones y posibilidades. Y aunque había planeado hacer el recorrido al revés, seguí las recomendaciones recibidas y me fui directamente al lado contrario.

Ir a la Bauhaus desde la estación de trenes

Saliendo por la puerta en dirección a Bauhausstadt, se encuentra una plaza y una construcción en madera laminada con toda la información relacionada con la escuela y la ruta para recorrerla en bicicleta, que es una muy buena opción. La señalización es perfecta, no se corre ningún peligro de perderse y a tan solo medio kilómetro ya estaremos en el lugar.

Salida de la estación, hacia Bauhausstadt. DessauSeñalización ruta por la Bauhaus, Dessau

El camino para llegar hasta el edificio principal está lleno de arte, detalles, diseño y edificios universitarios. Estando en la Bauhausstrasse, calle Bauhaus, es posible empezar a entrever aquella construcción blanca que tantas veces vimos en libros y revistas; y ya un poco más cerca, es necesario creer que es real aquello que estamos viendo. Todavía hoy me emociona verlo.

Edificio de la universidad en Dessau, sobre la Bauhausstrasse, calle BauhausBauhausstrasse, calle Bauhaus. Dessau

Edificio principal de la Bauhaus desde la Bauhausstrasse. Dessau

Visitar el edificio de la Bauhaus

Entre que podía creerlo, lo miraba, volvía a mirarlo y por fin me atreví a entrar, me dieron las 11, y al final, fue la hora perfecta, para que, sin dejar de correr en el resto del día, pudiera alcanzar a verlo todo antes de regresar en el tren de las 6:15 pm.

Ya estaba iniciando el primer tour y aunque este solo es posible hacerlo en alemán, es la única posibilidad que se tiene para entrar a algunos lugares, como el Gropiuszimmer o conocer otros detalles. Estos se hacen seguidamente, uno tras otro, y lo único que hay que hacer es sumarse al grupo; el acceso al edificio es gratis, al igual que su recorrido con guía.

Auditorio del edificio principal de la Bauhaus. DessauSeñalización Gropiuszimmer

Ya luego abriremos la puerta del cuarto de Gropius y algunos más, por ahora, a seguir el recorrido por Dessau.

Después de terminar, solo tuve tiempo para hacer un par de fotos más, hasta ver que mi guía, con todo el grupo detrás, salía por la puerta principal, haciéndome una pequeña señal; muy seguramente se dirigían juntos hacia la casa de los maestros; por lo que volví a sumarme a ellos.

Acceso principal al edificio de la Bauhaus en Dessau

Las casas de los maestros de la Bauhaus

Al salir del edificio, caminamos por Gropiusalle, hasta la glorieta, donde giramos a la izquierda y casi inmediatamente pudimos llegar a las casas de los maestros de la Bauhaus, que se encuentran en proceso de restauración; excepto una, que fue inaugurada en el 2000.

Visitar las casas es muy fácil, allí estábamos rápidamente, entrando a la primera, la de Feininger; después, pasamos a la de Kandinsky y Klee, donde en el sótano me encontré una interesante fotografía, del tiempo en que se estuvieron construyendo las casas de los maestros. Al final, solo fue posible entrar a estas dos, con un tiquete que costó 5,50 euros con tarifa estudiante; la casa de Walter Gropius estaba cerrada, aunque fue posible deleitarse con ella desde afuera.

GropiusalleEntrada a la casa de Moholy-Nagy y FeiningerFotografía de la construcción de la casa de los maestros de la Bauhaus en Dessau

Casa de los maestros de la Bauhaus, Walter Gropius

Urbanismo de la Bauhaus

Desde la casa de los maestros, regresé al edificio principal, para devolverme a la estación y poder dirigirme al sur, para hacer el tour por el urbanismo de la Bauhaus. Después de atravesar la estación, saliendo en dirección centro, se encuentra la parada de tranvías; si no se va en bicicleta, esta es la mejor opción, se tarda aproximadamente unos 25 minutos y después se debe caminar otros 10, hacia la izquierda (con respecto al sentido del tranvía), hasta encontrar el edificio.

Este tour solo lo realizan una vez al día, a las 3:30 pm; es un recorrido arquitectónico a través de la Bauhaussiedlung, urbanización de la Bauhaus, ejecutada en su mayoría, entre 1926 y 1928. Este inicia en el Konsumgebäude, edificio de consumo, con una pequeña historia sobre la misma, y  termina cerca de allí, dos horas después. Su costo es de solamente 3 euros para estudiante y 4 euros tarifa normal.

Konsumgebäude, Edificio de consumo de Walter Gropius. Dessau

Recomendaciones sobre el tour de urbanismo de la Bauhaus

Es sin duda, el mejor que he tenido y el más barato, y fue casi personalizado, solo estuvimos dos. La señora que lo realiza es mayor, muy enérgica y amable y solo habla alemán, por lo que les recomiendo que aprendan un poco del idioma o vayan con alguien que lo hable; porque si no, la situación será muy incómoda y poco provechosa; sobre todo porque ella brinda mucha información, que es fundamental para entenderlo todo y se siente nerviosa de que vayan a hablarle en inglés. Aunque yo le hablé desde el principio en alemán, ella no paró de repetirme: el tour no es inglés; me entregó la información en inglés y tocó el tema hasta que más no pudo.

Después de todo, la historia tuvo un final feliz, lamento no haberle preguntado su nombre, pero no pude evitar tomarle una foto, a ella con quien estoy tan agradecida por todo lo que me permitió conocer de la Bauhaus en Dessau.

Señora que realiza el tour por el urbanismo de la Bauhaus en DessauCasa Arndt de Walter Gropius en Dessau

Actualizando

– La entrada al edificio ya no es gratuita, creo que ahora se pagan 5-7 euros e incluye la visita a la exposición.

– Todas las casas de los maestros están terminadas desde mayo de 2014. Creo que el precio por la visita sigue siendo el mismo.

Categorías: Alemania, Arquitectura, Bauhaus, Dessau, Moderna | Etiquetas: , , , , , , , | 6 comentarios

Reflexiones de una máster

Hay momentos en que es necesario hacer un alto en el camino para mirar el momento presente, no sé si decirles que ahora soy máster, magister o maestra, entonces elegí la primera, que me gusta más; espero que pueda usarse también. Con motivo de la terminación de mi máster, la semana pasada, cuando defendí mi trabajo final; me he puesto a pensar en lo agradecida que estoy por la experiencia que he tenido y todo lo que he aprendido en este tiempo; además, hago una mirada atrás, para recordar esa vida que tenía antes de que cambiara, yendo de Latinoamérica a Europa, dejándolo todo para hacer dos sueños realidad: conocer Europa y estudiar en la Universidad Politécnica de Cataluña.

Hoy, dos años y tres meses después de que llegara la carta con la confirmación de que había sido aceptada en la universidad, miro atrás y pienso en todo el esfuerzo realizado desde aquel momento: los papeles, la visa, la beca, la venta de todas mis cosas, la terminación de contratos… ahora todo eso está recompensado; muchos conocimientos técnicos, las expectativas más que superadas y listas las herramientas para llegar a Colombia, a trabajar por mi ciudad querida: Medellín. Los resultados obtenidos en mi investigación, sin duda traerán grandes aportes en cuanto al mejoramiento de los proyectos y sus procesos; espero poder ponerlos en práctica.

Pero más allá de lo técnico, está la experiencia de vida y hoy puedo ver lo diferente que soy ahora. Mi orgullo de ser colombiana, mis raíces y esencia me siguen acompañando; pero son muchas las cosas que ahora puedo ver claramente de la vida y esa es la mejor parte. Aprendí tanto que no podría vivir ahora como lo hacía antes, hay cosas que nos han vendido y metido en la cabeza desde niños y eso, tal vez, solo puede hacerse consciente al encontrarse con otras culturas y otras vidas. Algunas de ellas ya venía pensándolas en aquel entonces, pero ahora son una opción de vida y me alegra. ¡Es mejor vivir de lo esencial!

Esta etapa se está cerrando y pronto volveré a mi país, a disfrutarlo y a tratar de vivir coherente con aquello que ahora entiendo y quiero vivir. No será tarea fácil, ya lo han dicho mis amigos al regresar; pero el camino sigue, la lucha continúa, y aquí o allá, espero que nunca falten las reflexiones de una máster.

Categorías: General | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Una jornada en el abierto de Sant Martí

Abierto internacional de ajedrez, Sant Martí

En este momento, se está realizando en Barcelona, el XV abierto internacional de ajedrez Sant Martí 2013, incluido dentro del X circuito catalán de abiertos internacionales; en la sala de actos del centro cívico Sant Martí. Quienes me conocen o han leído “sobre mi” saben el vínculo que tengo con este deporte y cuánto lo quiero, aunque ya no lo practique profesionalmente. En este caso, he ido para ver y saludar a los ajedrecistas colombianos que han venido para participar del circuito, por lo tanto, no encontrarán aquí, información específica de resultados, eso pueden verlo detalladamente en la página oficial; si no, cómo es una jornada normal en un abierto internacional de ajedrez, con un par de cositas más.

Yo llegué minutos antes de iniciar la ronda, por lo que casi todos los jugadores se encontraban ya en su mesa. Empecé a buscar entre ellos a los que no había podido saludar a la entrada. Y allí empezaron a aparecer, entre tantas cabezas.

MI Juan Carlos GuerreroPrimeras cinco mesas en la sexta ronda del abierto internacional de ajedrez Sant MartíAbierto internacional de ajedrez, Sant Martí.Ana Maria Vargas R.

La ronda fue avanzando y la presión fue aumentando; tristemente, el Maestro Internacional colombiano, Andrés Gallego, después de esperar una hora, ganó por que su contendor, que era un Gran Maestro (GM) no se presentó; con esto se fueron sus posibilidades de conseguir norma en este torneo. A veces puede ser mejor perder, que ganar por W, en ese sentido.

Haciendo un recorrido, me di cuenta que en el torneo está participando un señor con discapacidades visuales; él tiene un tablero de ajedrez especial, diseñado para ciegos, con el cual puede ir tocando todas las piezas y jugar cuando lo desee; su contendor le debe ir indicando, verbalmente, la jugada que ha realizado.

Jugador de ajedrez con discapacidades visuales, en abierto de Sant Martí, Barcelona

Estuve especialmente pendiente de la partida de Estiven Zapata (camiseta roja), un niño colombiano que ha estado avanzando a pasos agigantados en este mundo del ajedrez; hizo una buena partida, la cual terminó muy bien, con una jugada muy precisa, que incluyó un sacrificio de pieza, que dos jugadas después, obligó a su contrincante a abandonar.

Y cuando el final se está acercando, en las primeras mesas del torneo, se empieza a notar una gran cantidad de público; nadie quiere perderse lo que está pasando allí. Aunque quienes están en casa, pueden estar también al tanto de todas las jugadas, por medio de la retransmisión en vivo de las partidas y que pueden observar en la misma página del torneo.

Estiven Zapata ArbeláezPrimeros tableros en el torneo internacional de ajedrez Sant Martí

Espero que hayan aprendido un poco sobre los torneos internacionales de ajedrez y hayan disfrutado del pequeño recuento sobre una jornada en el abierto de Sant Martí.

Categorías: Actividades, Barcelona | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Tras la más grande ruina de una iglesia románica en Europa

Stiftsruine en Bad Hersfeld

Yo iba detrás de mucho más, pero la motivación principal era conocer Stiftsruine, quien fuera la más grande basílica romana al norte de los alpes y ahora, la más grande ruina de Europa de una iglesia románica. Esta se encuentra en Bad Hersfeld, un pueblito con mucho arte y cultura, con posibilidades para la naturaleza, el tiempo libre y fiestas anuales de ópera, teatro y conciertos. Y como todos aquellos que empiezan por Bad, en él se encuentra una variedad de baños y opciones relacionadas, tipo Spa.

Bad Hersfeld está ubicado en la región de Fulda, cerca de Rotenburg, tal vez, por eso, me encontré algunas esculturas urbanas igual de interesantes a las de la ciudad de las esculturas de la que ya les hablé. Hay que verle la cara de interés, a la señora que intenta leer el periódico, o los rostros expresivos de las personas que en fila, parecen ir caminando hacia algo sorprendente. Son detalles urbanos que no pasan desapercibidos, aun inmersos dentro de tanta historia y arquitectura.

Escultura de pareja leyendo el periódico
Escultura de caminantes, mirando al cieloEscultura de señor  llevando dos baldes

Es un lugar muy fácil de recorrer, en un par de horas es posible ver gran parte de su casco histórico y lo mejor es que la estación de trenes está a un costado, por lo que se puede aprovechar un trasbordo, durante un viaje a otra ciudad, como hice yo.

Con intenciones de hacer un recorrido, que ya había planeado en el tren con la ayuda de una mina guía, de aquellas que hacen las ciudades para promover el turismo y que ya no recuerdo como llegó a mis manos (por eso es bueno no desecharlas, no se sabe cuando se va a pasar por el lugar); salí de la estación, giré a la izquierda y luego a la derecha por Reichstrasse, para entrar a la ciudad a través de la Klausturm, que es una de las 12 torres que existieron en la edad media.

Al cruzarla, se gira un poco a la derecha para llegar a la vía principal, que es peatonal y por la que se debe seguir derecho hasta la Rathaus, o alcaldía, una construcción con cinco frontones en estilo renacentista, que lo convierten en el edificio secular más imponente del centro; la decoración de la entrada principal y los demás elementos, son de piedra arenisca, con estilo de la antigüedad.

Allí mismo, se ingresa al Stadtkirche, la zona de la iglesia, que traduciendo sería “la ciudad de la iglesia”, que comenzó a construirse en 1300 y fue el símbolo de la fuerza de sus habitantes; tiene tres naves y una torre, que inicialmente, tuvo un remate en estilo gótico, pero después de un incendio, adquirió características barrocas, convirtiéndose en un símbolo de la ciudad; hasta su punto más alto se cuentan 222 escalones.

Klausturm, torre de la ciudad, en Bad HersfeldRathaus, alcaldía, ayuntamiento. Bad Hersfeld

Iglesia en Stadtkirche, Bad HersfeldTorre de la iglesia en Stadtkirche, Bad Hersfeld

Después de dar la vuelta en torno a ella, se retoma la misma vía, que lleva directo a Linggplatz, la plaza de Lingg, donde se halla una escultura que recuerda al oficial del ejército, que salvó a la ciudad de ser incendiada por Napoleón; y Marktplatz, la plaza central. Precisamente ambas tenían mercado ese día.

Después de atravesar las plazas, tratando de seguir recto, se encuentra la Katharinenturm, una torre independiente que construyeron después de que la de la iglesia se desmoronara; para ubicar las campanas rápidamente. En el momento solo tiene una, con una inscripción del año 1038, que la convierte en la campana más antigua de Alemania en metal fundido y solo es tocada en festivos muy importantes. A la torre solo es posible entrar el primer viernes del mes y está permitido subir por sus 95 escalones.

Delante de ella se encuentran las esculturas de Konrad Duden y Konrad Zuse, dos célebres personajes de Bad Hersfeld; el primero, publicó un diccionario de alemán, que se sigue consultando hasta la actualidad y el segundo, desarrolló el primer lenguaje de programación universal de computadores y en 1941 inventó la primera máquina para calcular por medio de programación.

Mercado en Linggplatz y Marktplatz en Bad HersfeldMercado en Marktplatz en Bad HersfeldLinggdenkmalKatharinenturm, Bad hersfeldEscultura de Zuse y Duden, Denkmal, Bad Hersfeld

Y finalmente, a un costado, se puede observar lo esperado, la enorme ruina de la iglesia románica, que conserva, básicamente, todos sus muros. A mí me llaman mucho la atención las ventana vacías, que dejan ver el cielo a través de ellas. Fue un claustro benedictino, muy importante en Alemania, que en 1761 fue destruido a causa de la guerra de los siete años, quedando la famosa ruina.

En este momento, tiene una enorme cubierta de lona tensada por cables, que hace pensar que está en obras, tal vez sea solo para protección; aunque también tiene andamios en sus costados, que pueden obedecer a trabajos de mantenimiento. De igual forma, no permite contemplarla como se debe.

Desde 1951 se celebra en ella, la Festspiele, que se trata de un festival con una gran variedad de actividades entre conciertos, teatro y comedias. Se realiza por estos días de julio y al participar de él, es posible conocer el recinto en su interior.

Stiftsruine, Bad HersfeldRuina de iglesia románica en Bad HersfeldLa más grande ruina de iglesia románica de Europa

Costado de Stiftsruine, Bad HersfeldParte posterior de Stiftsruine, Bad Hersfeld

Espero que les haya gustado esta pequeña aventura, de recorrer Bad Hersfeld, su historia, arquitectura y cultura, para ir tras la más grande ruina de una iglesia románica en Europa.

Categorías: Alemania, Arquitectura, Bad Hersfeld, Histórica | Etiquetas: , , , , , , , , , | 2 comentarios

De esas cosas que una se pone a pensar

Mar mediterráneo, Barcelona

Todo esto me inspira, el mar chocando al llegar, que tranquiliza y emana tanta profundidad. En mi percepción, es como un mar corto, no veo tan lejos el horizonte y quizás, por ello, no puedo sumergirme en él como quisiera, pero acá estoy, tranquila, lo más cerca que puedo estar de él, y sin esa multitud que ahora está detrás mío (muy típica del verano).

Han sido días tan intensos y me gustaría vivir siempre así. Se tiene que aprender a ser turista en la propia ciudad, cada día. Yo he seguido haciendo pequeñas cosas de mi vida cotidiana, con lo que los deberes no pueden ser una excusa. Me gusta vivir la ciudad, la arquitectura, desde la aproximación a ella, verla, hacerla parte de la vida, porque de eso se trata precisamente. Por eso, me gustó tanto el parque, con sillas reales, dispuestas como en la realidad se utilizan, no como entes estáticos, que no invitan a quedarse con ellos, a vivirlos acompañado, ¡me encanta!.

¿Qué más decir? que disfruto conociendo, aprendiendo, aprovechando el día; que estoy cansada pero contenta, mientras escribo mirando el mar, que es algo que tanto disfruto. Que hacer estas cosas que tanto me apasionan, antes que nada son un encuentro conmigo misma, que me devuelven a aquello que soy, que hace parte de mi esencia y que a veces permanecen ocultos en el día a día; por eso, en algunos recorridos me gusta estar sola, disfruto de ir a mi ritmo, hacer lo que quiero y sobre todo reflexionar, mientras respiro este aire de ciudad, de mediterráneo; que me inspira una vez más y me hace hablar de esas cosas que una se pone a pensar.

Playa de Barcelona

Categorías: General | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Al corazón de esa ciudad que llega al corazón

Iglesia San Felipe y Karl Heine Kanal

Hay ciudades que llevo en el corazón, que sin darme cuenta y aparentemente sin razones, se fueron metiendo en lo más profundo, con la certeza de que estarán allí para siempre; son de esas de las que tengo tanto por decir, que seguiré aplazándolo, hasta encontrar el mejor momento. Por ahora, hablaré de una que está empezando a ser parte de mi vida y que les había mencionado, sin mayores referencias, en dos ocasiones: en una visita a los museos GRASSI y en la despedida de Michael Ballack.

Quienes han estado atentos, ya sabrán que se trata de Leipzig, una ciudad difícil de describir y con tantas mezclas como colores, llena de estudiantes, música y arte, a quien Goethe llamaba “mi pequeña París”; es encantadora y contrastante, en ella destacan su verde, con la inmensa cantidad de parques; y el agua, que la atraviesa con sus grandiosos canales.

Parque urbano en LeipzigParque en Leipzig

Karl Heine Kanal, LeipzigKarl Heine Kanal

Resumir es tarea complicada, porque es de esos lugares por los cuales puedes ir caminando y de repente encontrarte con la tumba de un grande, como lo es Johann Sebastian Bach; observar un globo con personas de viaje o una función de cine al aire libre, haciendo uso de las escaleras, al lado de un andén; al igual que sus representativos murales. Y con esto me he quedado corta, con respecto a las sorpresas que uno puede llevarse cada vez que sale a la calle.

Cine al aire libre, en escaleras  y andén.

Mural en LeipzigMural frente a Hauptbahnhof Leipzig

Por supuesto, tiene mucha vida urbana y sus habitantes sí que saben disfrutar de ella y vivirla al máximo; por eso, siempre hay gente en los parques, haciendo diferentes actividades; no faltan los picnics y asados, que son mis favoritos.

Parque central en LeipzigChica haciendo equilibrio entre árboles en Clara-Zetkin-Park

Angela haciendo picnic en Henriettenpark

Y aunque ya advertí que no sería sencillo, espero que hayan empezado a ir al corazón de esa ciudad que llega a mi corazón.

 

Algunas visitas que puedes realizar en Leipzig:

Categorías: Alemania, Leipzig | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Una despedida de soltera en Möhnesee

Christian Becker, Möhnesee

Ni siquiera sé muy bien cómo es aquello de las despedidas de solteras, si me pongo a pensarlo, creo que esta fue la primera vez que participo en una; de todas maneras, he visto que en Alemania se celebra muy diferente a como se hace en Colombia; y lo digo, no porque sepa bien cómo es, que ya dije que no lo sé, si no porque por aquí son de fin de semana completo y se suele ver a los grupos con algún distintivo, tipo disfraz. No fue así, en nuestro caso, porque la novia no quiso usar la coronita que le llevamos, pero miren todo lo que hicimos, aparte de la celebración de los 100 años del lago, que se las conté a principios de la semana.

El punto de encuentro fue el restaurante del lago, ya una amiga y “la novia” me habían recogido cerca de Kassel, donde estuve algunas horas, conociendo a Hércules, para poder contarles sobre este nuevo patrimonio mundial. El lugar estuvo muy bien y la comida deliciosa, como pueden ver en la foto; al salir, el primer concierto y después a dormir, en un albergue al frente del lago, bonito, cómodo y con buen precio.

Pasta con tomate, rúcola y piñones. Restaurante Möhnesee 

Al otro día, el plan era ir al bosque, para jugar Kegeln, algo que se lanza, parecido a los bolos, donde los puntos se consiguen de acuerdo a la distancia a la que llega; pero la lluvia no nos dejó hacerlo, por esto, nos fuimos a la sede de la empresa a realizar esa y otras actividades. ¡Y que sorpresa! al entrar, la música era salsa, que suena mucho mejor en esos momentos Sonrisa.

Empezamos con escalada sobre muro, que no estuvo nada sencillo, pero logré hacer la mitad, a medida que se avanzaba se iba haciendo más difícil; después nos fuimos al patio trasero para hacer tiro, apuntando a unos globos, allí confirmé que no puedo mantener mi ojo izquierdo cerrado, por lo que necesité ayuda, y de puntería… le di solo a un globito; después Kegeln, en una pequeña pista, dos equipos y cada jugadora debía lanzar su “Kegel”, haciéndolo llegar al círculo, donde cada color daba una puntuación diferente, estuvo muy divertido, en ese sí ganó mi equipo y yo lo hice bien, pueden verlo, el mío era el número 4 rojo.

Actividad de escalada sobre muroActividad de tiro con arco

Juego KegelnResultado del juego de Kegeln

Después vino el trabajo en equipo, que estuvo muy interesante; primero, sobre un cable debíamos pasar todas hasta el otro lado, sentadas o paradas, pero la condición era que no se podía individualmente, debíamos estar siempre juntas, y lo conseguimos, solo un par tuvo que repetir después de caer, para mí estuvo bien, tengo buen equilibrio. Después, debíamos examinar cómo estaba construida una cruz, el guía la desarmaría y regresaríamos a intentar armarla en solo seis minutos y ¿qué creen? aunque pensamos haber tardado más tiempo, ¡lo conseguimos! y así terminaron las actividades en este lugar, pero aun quedaba más para la tarde.

Acitividad de cruzar un cable en grupoEmpezando a cruzar el cable

Actividad de armar cruz en equipoLa novia llevada en carretilla

A la hora definida, llegamos al puerto, para iniciar nuestro asado en un bote dona, en la mitad del lago. Ya era divertido solo pensarlo, y poder disfrutar del paisaje y las vistas, al tiempo que se comía y compartía, fue una muy buena elección. Tuvimos un invitado, que cocinó y al que todo le quedó muy rico; cuando terminamos de comer, aun quedó un rato para relajarse, mientras las más frioleras calentaban sus manos en el asador; lo pasamos muy bien. Al terminarse el tiempo, nos fuimos a descansar, para estar preparadas para la gran noche del fuego y algunos conciertos más.

Asado en bote dona en el lago MöhneseeAsado en bote en el lago Möhnesee

Bote-dona en lago Möhnesee

El domingo estuvo más tranquilo, yo estuve caminando por el puente peatonal sobre el lago y después en la misa a orillas del mismo, que estuvo muy bien preparada y bonita, dando también gracias por los cien años de esta gran represa; las demás dieron un paseo en barco, pero al parecer no me perdí de mucho. Finalmente, nos encontramos en la competencia de remo, para dar por terminada una despedida de soltera en Möhnesee.

Categorías: Actividades, Alemania | Etiquetas: , , , , , , | 1 comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: