La ciudadela de Hundertwasser

Ciudadela Hundertwasser. magdeburgoZitadelle Hundertwasser. Magdeburg

La ciudadela verde “Die grüne Zitadelle” es un proyecto de Friedensreich Hundertwasser (1928-2000), un artista que nació y estudió en Viena y realizó su última obra en Magdeburgo, Alemania, con este nombre. Sus construcciones se caracterizan por la combinación de las formas para obtener mejores estructuras, además, por ser coloridas, irregulares y nada convencionales; con un naturalismo implícito y explícito, que las hace únicas. Es comparado, por los alemanes, con Gaudí, por sus formas circulares, que se entrelazan, evitando los ángulos rectos.

La ciudadela verde se trata de un complejo residencial, que es de uso mixto, tiene este nombre porque sus superficies horizontales están cubiertas de hierba, con algunos árboles en medio de las circulaciones; que pueden verse, claramente por todas sus fachadas y que llegan inclusive a salir por las ventanas.

Fachada grüne Zitadelle. Hundertwasser_thumb[1]

Su principal uso es el de vivienda y en las torres cuenta con algunas especialmente diseñadas, como una casa dentro de la “gran casa”.

El nivel 0.0 es comercial, con tiendas muy especiales y llamativas, que incluyen detalles, artículos para el hogar, exquisiteces y una dedicada a Hundertwasser, ubicada en el patio central, donde puede encontrarse casi todo lo relacionado con el artista y observarse una maqueta de toda la ciudadela; se puede identificar muy fácilmente, porque en su entrada tiene un maniquí que representa a Hundertwasser sentado en su taller.

También, en la misma zona, se encuentra un café donde puede comerse muy rico al medio día o en la tarde, alguna torta o helado; este tiene una agradable zona al aire libre, desde la cual pueden tenerse vistas sobre el conjunto.

Torre de viviendas de Hundertwasser.    Patio de ciudadela Hundertwasser

Patio central ciudadela Hundertwasser    Vista del conjunto desde la terraza del cafe

Visitar este edificio me ha dejado sin palabras, todavía no logro saber qué es lo que pienso sobre él. Me gusta la manera como obtiene las formas, como combina lo natural con lo artificial y el impacto que causa en una ciudad donde lo nuevo y lo antiguo han tenido que aprender a convivir.

Sin duda era un gran artista, aunque no me atrevería a compararlo con Gaudí, de todas maneras no tengo aun argumentos para hacerlo; la ciudadela solo se puede visitar de manera independiente en sus zonas públicas, habrá que apuntarse la próxima vez a una de las visitas guiadas, que de seguro dejan ver muchos de sus detalles, su espacialidad y distribución interior.

El rosa por sus cuatros fachadas podría parecer demasiado, más bien me lleva a pensar en la ciudadela rosada, antes que en la verde. Aunque creo que era un hombre de contrastes y por eso optaba por cierta intensidad en sus colores.

Tal vez tenga después la oportunidad de conocerlo más profundamente y hacerme una idea más precisa sobre su arquitectura y estilo; por ahora no queda más que pensar en esta, la ciudadela de Hundertwasser.

Fachada principal, ciudadela Hundertwasser

Anuncios
Categorías: Alemania, Arquitectura, Casas, Lugares, Magdeburg, Modernista, Países | Etiquetas: , , , , , , , , , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “La ciudadela de Hundertwasser

  1. Pingback: La catedral de Magdeburgo | Reflexiones de viaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: