Archivo mensual: septiembre 2013

Un recorrido cultural y gastronómico por Südvorstadt

Con el fin de conocer un poco más sobre lugares especiales y gracias a un súper regalo de cumpleaños, llegamos a un recorrido gastronómico por uno de los barrios de Leipzig. Y lo mejor es que no fue solo para saber que existen, si no que pudimos probarlo todo, y esa fue la parte más deliciosa.

Inició en el edificio principal de la justicia alemana o tribunal contencioso de la administración federal, con un poco de la historia de la ciudad y su fundación; allí me enteré de que el nombre Leipzig, viene por la palabra en eslavo lipsia que significa el lugar de los árboles de tilo, que abundan en la zona. La ciudad está llena de estos árboles, “Linde” en alemán, y por eso, desde ataño, fue conocida de esta forma, e incluso cuenta con un barrio llamado Lindenau.

El recorrido continuó por el barrio de los músicos, dejando ver algunos detalles interesantes, como la partitura de Mendelssohn, tal vez un fragmento del octeto en E bemol (Mi mayor), instalada en el espacio público, al lado del puente de Beethoven, por medio de los cubos de madera y los muros de concreto que forman el pentagrama; los que son músicos podrán apreciarlo mejor.

Octeto E bemol, Mendelssohn en espacio público, parque, de Leipzig    Partitura de Mendelssohn en espacio público de Leipizg

La primera parada fue en la Fleischerei Scheinpflug, una carnicería familiar que existe desde 1989, todos los productos son de elaboración propia, ofrecen una variedad de opciones para comer al medio día y tienen muy buena atención; nos recibieron con salchichas con comino y algo similar a una carne fría, preparada al estilo romano, que estaba deliciosa.

Fleischerei, carnicería    Degustación en la carnicería

La segunda, estuvo en el restaurante italiano Mio, un lugar espectacular, al que ya quiero volver; nos recibió su propietario, quien nos contó a cerca de la historia de la casa donde está implantado y de cómo empezó su negocio. Todos los detalles parecen perfectamente cuidados, la comida es sana y elaborada con productos de la región. Él mismo nos entregó la degustación, Gnocchis con ensalada y jamón; que confirmó la delicadeza de sus platos.

Interior del restaurante italiano mio, en Leipzig     Propietario del restaurante italiano mio, en Leipzig

Y como también hay que alimentar la mente, entramos a la biblioteca Albertina, un edificio que llegó a estar en ruinas en el tiempo de la RDA y que ahora pertenece  a la universidad, con 500.000 ejemplares en su interior. Un edificio espectacular, que permanece abierto los siete días de la semana, hasta las 24h.

Biblioteca Albertina, de la universidad en Leipzig    Interior de la biblioteca Albertina, en Leipzig

La cuarta, fue café cantona, un lugar ideal para ver partidos de fútbol o series de televisión los domingos; su interior tiene un estilo retro que lo hace especial. Nos sirvieron una sopa de mango y cebollín, con curry y crema de coco; tenía un sabor muy rico, pero estaba muy picante.

Exterior del cafe cantona, Leipzig    Interior del cafe cantona, Leipzig

Cafe cantona, Leipzig    Sopa de mango y curry, cafe cantona, Leipzig

Después de caminar un poco más, para entrar propiamente al barrio Südvorstadt, llegamos a la quinta estación: röskant, una tostadora de café, allí nos esperaban el propietario y su hijo, para hablarnos del trabajo que realizan, delicado y cuidadoso. Importan los granos de café para tostarlos en la medida exacta para sus preparaciones, todo se encuentra en el mismo lugar, fábrica, tienda y café, por esto es posible ver, mientras se degusta de una de sus delicias, las máquinas procesadoras y sus exclusivas vitrinas con café de casi todo el mundo; donde, por supuesto, encontré café colombiano. Es un lugar que vale la pena visitar y que huele delicioso. Como no puedo tomar café, recibí un delicioso chocolate, elaborado con granos especiales de cacao.

Interior de röskant en Leipzig    Chocolate en röskant, Leipzig

El sexto en la lista era muy cerca de allí, Con Würze, un local de condimentos muy especial. Todas las especias son frescas y molidas en el mismo lugar. Además, preparan algunas mezclas para obtener condimentos típicos de otras regiones; por eso, entre las degustaciones, estuvieron una de Argentina y una para preparar espagueti italiano.

ConWürze en Leipzig    Degustación en ConWürze

El séptimo fue un lugar muy típico de la ciudad, Patisserie des Café Maitre, ubicado en una de sus calles más concurridas, Karl-Liebknecht Strasse. Allí nos dieron a probar quiches de diferentes sabores: espinaca, jamón, pera; y un típico pastelito llamado Lerchen, que es el nombre de un pajarito que comieron hace algunos años, por grandes cantidades, hasta extinguirlo. Está hecho de hojaldre con mazapán, que simula la carne; mermelada de fresa, que representa la sangre y con una cruz en la parte superior, que era la manera como lo envolvían, dentro de unas hojas, para comerlo después. Hace parte de la historia de Leipzig.

Degustación de quiches    Pastelito Lerchen

Y por último, una heladería típica de la RDA donde sirven helado de leche, que tiene una consistencia más suave y un sabor menos intenso. Yo comí de Stracciatela, pero no me gustó, el de frutos rojos estaba un poco mejor. Las cucharitas para comerlo eran como en la RDA, llevaban el nombre de la persona inscrito en ellas. Yo fui de las pocas afortunadas en encontrar el mío en una de ellas.

Heladería   Degustación de helado con leche   Cucharitas de la DDR con nombre

Con toda esta mezcla de sabores, texturas e historias de Leipzig, terminó, felizmente, un recorrido cultural y gastronómico por Südvorstadt.

 

Otros artículos de Leipzig:

Al corazón de esa ciudad que llega al corazón

La despedida de Michael Ballack

Una visita a los museos GRASSI

 

Anuncios
Categorías: Actividades, Alemania, Leipzig | Etiquetas: , , , , | 1 comentario

Tradiciones en las bodas alemanas

Bodas alemanas

Después de haber asistido este fin de semana al tercer matrimonio en Alemania, me gustaría contarles un poco acerca de sus tradiciones. En Alemania es necesario, para casarse por la iglesia, hacerlo previamente en la alcaldía. Esto lo hacen normalmente el viernes y así los que quieren, van a esperarlos afuera, los felicitan y se toman una copa con ellos. En la noche van todos juntos a comer a un restaurante o se hace un asado, dependiendo del tipo de matrimonio y del lugar donde se celebre. De todas maneras, no son solo de un rato o un día, si no que, normalmente, van de fin de semana completo.

A continuación les presento las más sobresalientes tradiciones en las bodas alemanas, aunque estas dos (esperarlos afuera y comer juntos la noche anterior) podrían incluirse también.

1. Polterabend

Es una antigua tradición, que ya no todos realizan; un poco por su dificultad y otro tanto por el espacio que se necesita para llevarla a cabo. Es una actividad abierta a todos, vecinos, conocidos e invitados; que se hace el jueves previo a la boda, aproximadamente a partir de las 18:00 horas. Consiste en que las personas llevan cerámica y la arrojan en el lugar, para desearles a los novios mucha felicidad. Es posible ver de todo, incluso lavamanos y sanitarios, todo se vale, y es una buena ocasión para sacar de la cocina los utensilios viejos y con desperfectos. Se necesita tener un espacio grande o patio “Hof” para recibir todos los buenos deseos.

Antes de las 24:00 horas, los novios deben recoger todo y dejar el espacio limpio, por esto empiezan a eso de las 23:00, mientras la gente intenta sabotear la tarea, esparciendo lo que ya han recogido, tratando de voltear la carretilla, entre otros. Se brinda comida y bebida a todos los asistentes, prolongando la fiesta, con baile y todo, hasta la madrugada.

Poltern im Hof   Angela en el Polterabend

Lavamanos en polterabend    Novios limpiando despues del polterabend

2. Tortas y café

El sábado después de la boda, con un almuerzo medio embolatado, empieza la celebración principal; con tortas y café, muy típico en cualquier tarde Alemana y que no puede faltar en ninguna fiesta, no solo en las de matrimonio. Hay mucha variedad y es posible probarlas todas, si se quiere, porque las cantidades son abundantes y cada uno puede servirse lo que desee. Todas son deliciosas y de todos los estilos, con frutas, crema, tipo tarta, torta, postre y todos sus similares. Para mí es la mejor hora, aunque es necesario tener cuidado, no habrá pasado mucho tiempo antes de que sirvan la siguiente comida.

Tortas Kuchen en Alemania   Zupfkuchen

3. Cortar el tronco

Es una tradición que me parece muy bonita. La pareja recién casada, debe cortar un tronco, normalmente muy grueso, con un serrucho o sierra, que tiene un mango amplio y que puede ser usado por dos personas al mismo tiempo. Esto simboliza la primera obra que hacen como casados. Es como el buen comienzo de la nueva vida juntos.

Tradición alemana de cortar un tronco en matrimonios

4. Regalos creativos y artísticos

Como en casi todos los lugares, ahora lo que más se acostumbra es regalar dinero. En Alemania, este es para la luna de miel o para terminar de arreglar su casa. Pero las personas no se limitan a ponerlo en un sobre (como tristemente nos fuimos acostumbrando en Colombia), si no que encuentran la manera más creativa para entregarlo. Además, se hacen regalos artísticos, como canciones y videos. Los invitados suelen hablar varias veces, anticipadamente, para elaborar obsequios conjuntos.

En este último caso, cada uno decoró un baldosín, con los que podrán hacer un mosaico en su nueva casa; el mío era para que no se olviden de sonreír todo el año. En el anterior, cada uno debía llevar dos cervezas del lugar de procedencia, por eso yo les regalé dos club Colombia, nuestra mejor cerveza, vestidas de paisa (como se denomina a la gente de mi región), con poncho y sombrero; y en el primero, cada uno debía llevar una receta, como quisiera, lo único que debía respetarse era el tamaño de la hoja, yo les hice cazuela de fríjoles; así la nueva pareja recibió un divertido y variado recetario.

Baldosín o azulejo, decorado para regalo    Club Colombia disfrazada de paisa para regalo

Como estas, hay miles de ideas, por eso el tema de los matrimonios alemanes es todo un mundo, así que ya saben, si son invitados a alguno tendrán trabajo extra; todo para que la feliz pareja pueda disfrutar de su día como nunca y recibir todo el cariño de sus amigos y familiares.

Si aún no sabes cómo estuvo la última despedida de soltera, puedes leerla aquí. Y mientras tanto, ¡que sigan vivas las tradiciones de las bodas alemanas!

¿Quieres casarte en Alemania? te invito a que visites mi blog: Casada con un alemán.

Categorías: Alemania, Tradiciones | Etiquetas: , , , , , , , | 2 comentarios

La catedral de Magdeburgo

Catedral Dom de Magdeburgo_thumb[1]

La catedral de la ciudad de Magdeburgo, en Alemania, se encuentra frente a Domplatz, una plaza que parece haber sido renovada recientemente, en la que solo queda el recuerdo de lo que fuera el revestimiento de su suelo en la época de su construcción; una piedra nueva, que quiere asemejarse a la original. Dentro de ella, unos chorros de agua, como fuentes urbanas, que rebajan su intensidad y vuelven a subirla, buscando darle un poco de vida a la desolada plaza. Y no digo que esté bien o mal, las ciudades deben irse adaptando a los cambios y Magdeburgo sí que debe saber de eso, ya ha tenido que pasar por varios.

De todas maneras, la esencia de las construcciones que aun se mantienen en pie, se conserva intacta, como es el caso de la catedral, que con toda la razón es el edificio más representativo de la ciudad.

Fachada principal catedral Dom_thumb[1]

Este imponente edificio gótico está lleno de detalles, que ya empezamos a ver en algunas de sus puertas y podemos continuar encontrando en su interior. Tiene, cerca del altar, la tumba del emperador Otto Magno, muy bien custodiada por una construcción que la separa del resto del cuerpo de la iglesia; la misma que en otros tiempos, separaba a los fieles de los religiosos.

Construcción entre el altar y el cuerpo de la iglesia_thumb[1]    Altar Dom Magdeburgo, tumba del emperador Otto Magno_thumb[1]

En sí, el conjunto de la iglesia es sorprendente, tan majestuoso como en cualquier catedral gótica. También, tiene unos hermosos cuadros con relieve y santos en los laterales. Las estaciones del viacrucis, son tal vez, las más lindas que he visto.

Sin embargo, hay un lugar muy especial, que me encanta, un espacio al que ellos llaman “la entrada del cielo”. Cuando entré por primera vez, me encontré de inmediato a unas graciosas vírgenes, haciendo unas caras muy extrañas, con posiciones que no son las que se encuentran normalmente en una iglesia, y estaban muy tristes; al mirar hacia el otro lado, observé otras cinco que estaban muy felices; me parecieron tan curiosas que se me olvidó por un momento que no podía tomar fotos.

Ahora que estoy escribiendo sobre ellas, es que entiendo que se tratan de las necias y las sabias del evangelio; las que habían dejado agotar su aceite, por descuido, y las que habían sido precavidas y aun tenían su lámpara encendida. ¡Yo quiero ser de las segundas!

Vírgenes necias en la catedral Dom de Magdeburgo_thumb[5]   Vírgenes sabias en la catedral Dom de Magdeburgo_thumb[3]

Con detalles así, no puedo dejar de maravillarme, seguro que teniendo más tiempo allí adentro no dejaría de encontrar muchos más. Me encantan los lugares como este, una construcción como una cajita de sorpresas, así es la catedral de Magdeburgo.

 

Otros artículos de Magdeburgo:

Las puertas de Magdeburgo

El claustro museo de nuestra querida señora

La ciudadela de Hundertwasser

 

Categorías: Alemania, Arquitectura, Histórica, Iglesias, Lugares, Magdeburg, Países | Etiquetas: , , , , , , , | 1 comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: