Archivo mensual: julio 2014

Cinco cosas que me sorprendieron por primera vez en Alemania… y lo siguen haciendo

P1110023

Cuando se llega a Alemania, inevitablemente, uno empieza a sorprenderse por diferentes cosas. Algunas se van volviendo tan comunes que incluso ya parecen normales. A otras te acostumbras y sabes que así funcionan aquí. Pero hay otras, que aunque pase el tiempo y las veas una y otra vez, no te acostumbras. Hoy pensé en una pequeña lista de estas últimas. Y aquí les va.

Estas son las cinco cosas que me sorprendieron por primera vez en Alemania y aun lo siguen haciendo:

 

1. Personas sin zapatos en la calle

Bueno, eso puede ser muy normal en Colombia o algún otro país de Latinoamérica. Hay personas pobres, que no tienen con qué comprar unos zapatos, y uno se acostumbra a velos así; sobre todo a los que viven en la calle. Pero es que aquí, no vive nadie en la calle y los que van sin zapatos, están limpios y muy bien vestidos. Me sigue sorprendiendo ver a personas bonitas, muy bien arregladas, con su ropa impecable; que van caminando descalzos por la vida.

2. Que de repente, por todos lados, se vea gente con vestidos negros y extraños

Claro, aquí cada quien se viste como quiere y no hay ningún problema. No están los demás mirándote. Pero cuando usan ropa de esa manera, es imposible no mirarlos. Leipzig es el lugar de encuentro mundial de los góticos, por eso un fin de semana al año, vienen de todos lados del mundo, para encontrarse acá. Supongo que por la misma razón, tiene una tendencia mayor a este tipo de personas. Algunos se visten precioso, me gusta, aunque sea demasiado para mi. Eso sí, solo los fines de semana.

Goticos reunidos en Leipzig  Mujer gotica con vestido antiguo rojo  Goticos de varias edades

3. La manera como trabajan en sus obras

Todo es tan organizado, tan bien planeado. Es inevitable para mí comparar sus procesos constructivos con los nuestros. El personal es el preciso y hacen lo que tienen que hacer, sin necesidad de tener a alguien controlándolos (eso ya hace parte es de la cultura). Utilizan mucha maquinaria y eso optimiza las labores y los materiales. Solo hay qué ver la manera como hacen un vaciado de concreto, no tiene punto de comparación.

Vaciado de concreto con mixer y manguera. En Alemania  Mano de obra en un vaciado de concreto en Alemania

4. La forma como se entrega la ofrenda en la misa

Si tuviera que resumirlo, es un momento estresante. No hay manera de explicar cómo la canastita pasa por las manos de todos los presentes, en breves segundos. Si no tienes tus monedas en la mano, perdiste. El que sigue no tendrá la paciencia para esperar a que las saques. Ya no podrás hacerlo sin ponerte rojo como un tomate (al menos en mi caso), porque todos detrás de ti te esperan sorprendidos.

5. Los carros se detienen en las cebras para que el peatón pase

Y el que de aquí leyera esto, diría: es normal. ¡Pues no! en Colombia las cebras no sirven para nada. Aquí cumplen con la función que tienen que cumplir y las personas las respetan. No hay carro capaz de avanzar sobre una cebra, cuando un peatón se encuentra próximo a pasar; aunque apurándose alcanzara a hacerlo. Incluso hay pasos peatonales, bien señalizados. ¡Cuántos semáforos y accidentes nos ahorraríamos si pensáramos un poquito más en el peatón!

Paso peatonal en Alemania

Y como aun quedan algunas más, quizás más adelante me anime a hacer otra lista, que incluso me ayude a recordar, las cosas que me sorprendieron por primera vez en Alemania… y que ya no lo siguen haciendo.

Anuncios
Categorías: Alemania, Países | Etiquetas: , , , , , , , , , | Deja un comentario

Alemania es campeón

WM-Fanmeile_Berlin

Y ganó Alemania. No decirlo ahora, sería como dejarlos sin final. Aunque ya todos lo sepan. Que con el clima, cambia la celebración tampoco es algo nuevo, aunque para la final del mundial, eso fue lo menos importante. Una parte de esas que nunca sale, salió ayer en los alemanes, y es que es de esas cosas que ya se vuelven como inevitables; no se juega una final de la copa del mundo todos los días…

Hace ya varios años que Alemania no ganaba el mundial de fútbol, y en lo que coincidían los alemanes antes de iniciar el campeonato, era en que no esperaban mucho de su equipo; al parecer se encontraban en un nivel muy inferior y casi creían que no pasarían de la fase de grupos. Aun recuerdo que el día en el que llegué a Alemania, hasta en el periódico hacían bromas sobre ellos y su estado de salud. Que Joa más parecía conductor de una ambulancia, que tenían un capitán (Lahm) que no podría jugar, porque estaba cojo (Lahm en alemán significa cojo), que Neuer había tenido que ser intervenido y tuvieron que amputarle su mano derecha, y cosas así. Muy en serio pensaban que les iría muy mal.

Después hablaron de su llegada a Brasil, planeada con mucha anticipación: que construyeron un hotel para alojarse, que contrataron un panadero con el suficiente tiempo, para que supiera cómo obtener los ingredientes precisos para hacerles sus respectivos panes, y que por supuesto, tendría la receta para la torta de la celebración, en caso de ganar la copa. Espero poder ver la foto por ahí, todavía no aparece…

Pero además, las sorpresas llegaron una a una. Empezó como un mundial normal, se fue avanzando poco a poco y los ánimos fueron subiendo. Ya se había empezado a celebrar un poco más y llegaron los siete goles contra Brasil, que alegraron y terminaron de involucrar a los que aun estaban algo desentendidos. Los niños se volvieron expertos en predecir: “ el próximo partido de Alemania, quedará 10-0” y ya el furor era inevitable. Para la final, ya todos estaban preparados y los colores de su bandera, asomaban por todas partes.

WM[1]    Leipziger Fans. Foto bei Christian Nitsche)

A mi, que me gusta tanto gritar y cantar, por fin encontré qué y dónde hacerlo. Y es que justo la aprendí el mejor día para cantarla, coincidía perfectamente después de 6 goles… Y a parte es muy tierna. Por supuesto, después de ser “Weltmeister” era más apropiado aun, y tampoco faltó.

So schön, so schön, so ‘was schönes hat man lange nicht gesehen, so schön, so schön!

¡Qué bonito, qué bonito, algo tan bonito no se veía hace mucho, qué bonito, qué bonito, Alemania es campeón!

Transmisión y celebración después de ganar el mundial

 

*Foto inicial tomada de WM 2014-infos.de

Categorías: Alemania | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Cambia el clima, cambia la celebración

Alemanes_celebrando_el_mundial_de_futbol[1]

Justo un día después de contarles cómo celebran los alemanes, me llevé una sorpresa muy grande cuando fui a ver el partido de cuartos de final, de Alemania contra Francia. El lugar estaba llenísimo y eso tenía que deberse casi que solo al clima. Hacía un calor delicioso, que ya llevábamos esperando varios días.

No solo el lugar al interior estaba lleno, si no, que además, afuera, toda la zona aledaña del parque, estaba completamente a reventar. No había por donde caminar, ni donde sentarse o pararse, cerca de una pantalla. Me impresionó mucho, para bien. Y por supuesto, a la hora de celebrar hay más ambiente, porque ya de por sí, hay más ganas de disfrutar y hacer cosas; como gritar, pitar y demás.

Viendo_el_partido_de_Alemania-_Francia_en_Leipzig[1]    Musikpavillon_Leipzig_en_el_mundial,_WM[1]

Por esto, en favor de los alemanes y para no dejarlos solo con la otra imagen, necesito contarles esto y mostrarles este video. Digamos que es una celebración corta, pero contundente; o es que, simplemente, no se les puede pedir más. Esperemos a ver cómo se comportan mañana en la semifinal contra Brasil. De todas maneras, queda un poco más claro por qué digo aquello de “cambia el clima, cambia la celebración”.

Celebración de gol en cuartos de final del mundial de fútbol
Categorías: Actividades, Alemania | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Un mundial en Alemania

Musikpavillon Leipzig

Después de tantos días de disfrutar de la copa del mundo, creo que ya es hora de hablar un poco acerca de ello. Y es que esta ha sido más especial que todas, mi país está haciendo historia y eso nos tiene felices a todos. Además, es mi primer mundial en estas tierras y como es normal, es muy diferente; aunque yo he tenido de todo un poco y eso es maravilloso.

Para el primer encuentro de Alemania, contra Portugal, tendríamos que ir casi a la hora de inicio, a verlo a algún lugar (por cuestiones de trabajo de mi novio). Íbamos en la bicicleta, el partido había iniciado hacía poco y se escuchó por ahí, una pequeña bulla. Él me dijo: nos perdimos el primer gol. Yo le dije: ¡no puede ser! seguro casi lo hacen, pero no entró; si hubiera entrado, habría mucho ruido y celebración. Esa fue mi lógica hasta ese día. Después lo entendí todo, efectivamente, habían hecho un gol.

(Si quieren ver un pequeño video de celebración pueden dar click aquí, no pude cargarlo directamente. Valga aclarar que la trompeta que suena de fondo, es la mía)

Alemanes en partido del Mundial 2014

Los partidos de Colombia y de algunos otros países latinoamericanos, de amigos a quienes he ido a acompañar, han sido muy diferentes; sobre todo, por nuestra manera de celebrar y vivir el partido. Además, quedé impresionada con la gran cantidad de colombianos que viven en Leipzig, que de otra forma, tal vez no hubiera conocido. ¡Cosas buenas que trae el mundial, une personas, une al país!

De esta manera, todo ha sido diversión. Cuando hay que celebrar con unos, se hace a su manera; cuando hay que hacerlo con los otros, a la suya; y cuando hay que hacerlo con los míos, es lo máximo, gritamos, cantamos, sufrimos, aplaudimos, y por supuesto, compartimos también con los del equipo contrario.

Colombianos en Leipzig. Mundial 2014 en cafe cantona    Colombianos y japoneses en el partido Colombia-Japon. Mundial 2014

Y a propósito de esto, ya tengo que ir pensando como hacer mañana. Hay que alentar primero a Alemania y después a Colombia, a este paso, terminaré pintada de todos los colores… Todo sea porque los equipos ganen, aunque en el siguiente partido tengan que enfrentarse entre ellos (ahí no tendré ninguna duda, sobre qué color usar).

Así, han transcurrido estos días de mundial, sin tiempo para nada más que fútbol (sí, me gusta muchísimo. Donde digan partido, allá estoy yo) y con muchas trasnochadas y “compartires”; por eso, no me cambio por nadie, viviendo un mundial en Alemania.

Categorías: Actividades, Alemania | Etiquetas: , , , , , , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: