Magdeburg

La catedral de Magdeburgo

Catedral Dom de Magdeburgo_thumb[1]

La catedral de la ciudad de Magdeburgo, en Alemania, se encuentra frente a Domplatz, una plaza que parece haber sido renovada recientemente, en la que solo queda el recuerdo de lo que fuera el revestimiento de su suelo en la época de su construcción; una piedra nueva, que quiere asemejarse a la original. Dentro de ella, unos chorros de agua, como fuentes urbanas, que rebajan su intensidad y vuelven a subirla, buscando darle un poco de vida a la desolada plaza. Y no digo que esté bien o mal, las ciudades deben irse adaptando a los cambios y Magdeburgo sí que debe saber de eso, ya ha tenido que pasar por varios.

De todas maneras, la esencia de las construcciones que aun se mantienen en pie, se conserva intacta, como es el caso de la catedral, que con toda la razón es el edificio más representativo de la ciudad.

Fachada principal catedral Dom_thumb[1]

Este imponente edificio gótico está lleno de detalles, que ya empezamos a ver en algunas de sus puertas y podemos continuar encontrando en su interior. Tiene, cerca del altar, la tumba del emperador Otto Magno, muy bien custodiada por una construcción que la separa del resto del cuerpo de la iglesia; la misma que en otros tiempos, separaba a los fieles de los religiosos.

Construcción entre el altar y el cuerpo de la iglesia_thumb[1]    Altar Dom Magdeburgo, tumba del emperador Otto Magno_thumb[1]

En sí, el conjunto de la iglesia es sorprendente, tan majestuoso como en cualquier catedral gótica. También, tiene unos hermosos cuadros con relieve y santos en los laterales. Las estaciones del viacrucis, son tal vez, las más lindas que he visto.

Sin embargo, hay un lugar muy especial, que me encanta, un espacio al que ellos llaman “la entrada del cielo”. Cuando entré por primera vez, me encontré de inmediato a unas graciosas vírgenes, haciendo unas caras muy extrañas, con posiciones que no son las que se encuentran normalmente en una iglesia, y estaban muy tristes; al mirar hacia el otro lado, observé otras cinco que estaban muy felices; me parecieron tan curiosas que se me olvidó por un momento que no podía tomar fotos.

Ahora que estoy escribiendo sobre ellas, es que entiendo que se tratan de las necias y las sabias del evangelio; las que habían dejado agotar su aceite, por descuido, y las que habían sido precavidas y aun tenían su lámpara encendida. ¡Yo quiero ser de las segundas!

Vírgenes necias en la catedral Dom de Magdeburgo_thumb[5]   Vírgenes sabias en la catedral Dom de Magdeburgo_thumb[3]

Con detalles así, no puedo dejar de maravillarme, seguro que teniendo más tiempo allí adentro no dejaría de encontrar muchos más. Me encantan los lugares como este, una construcción como una cajita de sorpresas, así es la catedral de Magdeburgo.

 

Otros artículos de Magdeburgo:

Las puertas de Magdeburgo

El claustro museo de nuestra querida señora

La ciudadela de Hundertwasser

 

Categorías: Alemania, Arquitectura, Histórica, Iglesias, Lugares, Magdeburg, Países | Etiquetas: , , , , , , , | 1 comentario

La ciudadela de Hundertwasser

Ciudadela Hundertwasser. magdeburgoZitadelle Hundertwasser. Magdeburg

La ciudadela verde “Die grüne Zitadelle” es un proyecto de Friedensreich Hundertwasser (1928-2000), un artista que nació y estudió en Viena y realizó su última obra en Magdeburgo, Alemania, con este nombre. Sus construcciones se caracterizan por la combinación de las formas para obtener mejores estructuras, además, por ser coloridas, irregulares y nada convencionales; con un naturalismo implícito y explícito, que las hace únicas. Es comparado, por los alemanes, con Gaudí, por sus formas circulares, que se entrelazan, evitando los ángulos rectos.

La ciudadela verde se trata de un complejo residencial, que es de uso mixto, tiene este nombre porque sus superficies horizontales están cubiertas de hierba, con algunos árboles en medio de las circulaciones; que pueden verse, claramente por todas sus fachadas y que llegan inclusive a salir por las ventanas.

Fachada grüne Zitadelle. Hundertwasser_thumb[1]

Su principal uso es el de vivienda y en las torres cuenta con algunas especialmente diseñadas, como una casa dentro de la “gran casa”.

El nivel 0.0 es comercial, con tiendas muy especiales y llamativas, que incluyen detalles, artículos para el hogar, exquisiteces y una dedicada a Hundertwasser, ubicada en el patio central, donde puede encontrarse casi todo lo relacionado con el artista y observarse una maqueta de toda la ciudadela; se puede identificar muy fácilmente, porque en su entrada tiene un maniquí que representa a Hundertwasser sentado en su taller.

También, en la misma zona, se encuentra un café donde puede comerse muy rico al medio día o en la tarde, alguna torta o helado; este tiene una agradable zona al aire libre, desde la cual pueden tenerse vistas sobre el conjunto.

Torre de viviendas de Hundertwasser.    Patio de ciudadela Hundertwasser

Patio central ciudadela Hundertwasser    Vista del conjunto desde la terraza del cafe

Visitar este edificio me ha dejado sin palabras, todavía no logro saber qué es lo que pienso sobre él. Me gusta la manera como obtiene las formas, como combina lo natural con lo artificial y el impacto que causa en una ciudad donde lo nuevo y lo antiguo han tenido que aprender a convivir.

Sin duda era un gran artista, aunque no me atrevería a compararlo con Gaudí, de todas maneras no tengo aun argumentos para hacerlo; la ciudadela solo se puede visitar de manera independiente en sus zonas públicas, habrá que apuntarse la próxima vez a una de las visitas guiadas, que de seguro dejan ver muchos de sus detalles, su espacialidad y distribución interior.

El rosa por sus cuatros fachadas podría parecer demasiado, más bien me lleva a pensar en la ciudadela rosada, antes que en la verde. Aunque creo que era un hombre de contrastes y por eso optaba por cierta intensidad en sus colores.

Tal vez tenga después la oportunidad de conocerlo más profundamente y hacerme una idea más precisa sobre su arquitectura y estilo; por ahora no queda más que pensar en esta, la ciudadela de Hundertwasser.

Fachada principal, ciudadela Hundertwasser

Categorías: Alemania, Arquitectura, Casas, Lugares, Magdeburg, Modernista, Países | Etiquetas: , , , , , , , , , | 1 comentario

La catedral de san Sebastián

Catedral romanica de san Sebastian. Magdeburg

La catedral románica de san Sebastián, en Magdeburgo, hace parte de la ruta alemana “Strasse der Romanik”, una de las más populares entre los turistas; donde pueden apreciarse 80 construcciones en la arquitectura típica del periodo románico, repartidas en 65 ciudades o pueblos, principalmente, del oeste de Alemania.

La iglesia fue fundada por el arzobispo Gero alrededor del año 1015, como parte del convento de la colegiata, en honor a san Sebastián y a san Juan evangelista. Cerca del año 1150 se construyó una nueva basílica con planta cruciforme, cuya estructura puede observarse hasta la actualidad.

En las torres se pueden apreciar ventanales de tres arcos, con capiteles anchos y diferenciados entre una y otra, que demuestran que las mismas, fueron construidas en diferentes periodos. Los muros exteriores fueron reestructurados en el siglo XV para construir una iglesia gótica de tres naves; al interior, todavía pueden observarse elementos románicos.

Interior de la catedral de san Sebastian en Magdeburgo    Interior de la catedral de san Sebastian, vista desde el coro. Magdeburgo

Después de pasar por diversos propietarios y usos, en 1876 fue transferida a la iglesia católica y fue renovada con piedras homogéneas en las bóvedas y más tarde pintada con colores intensos. A finales de la segunda guerra mundial se produjeron daños que conllevaron a otra renovación. En los 80´s se llevó a cabo la reparación del techo, las fachadas y mejoramientos en su interior.

Las ventanas del coro son del año 1992, la del centro representa la última cena, la de la izquierda tiene figuras del antiguo testamento y la de la derecha, del nuevo. El altar mayor fue tallado en madera entre 1510 y 1520 y tiene en su parte superior ocho santos. La pila bautismal fue esculpida en piedra arenisca y es obra de Friedrich Schötschel.

Altar mayor y coro de la catedral de san Sebastian en Magdeburg    Vitrales del antiguo testamento, catedral Magdeburg

Vitrales del nuevo testamento    Pila bautismal de la catedral de san Sebastian en Magdeburgo

Y dejando un poco de lado la arquitectura, pasando a aquellos objetos o detalles que más me gustaron, encontramos las tallas en madera que están colocadas delante de las primeras bancas, perfectamente elaboradas y que representan acontecimientos relacionados con los cuatro evangelistas y su predicación. El sagrario, que siempre visito y al que no suelo tomarle fotos; en esta ocasión no pude resistirme, al verlo tan esbelto y refinado, con toda la sencillez y elegancia a la vez. Una escultura que representa el momento en que un ángel viene a advertirle a Abraham que no sacrifique a su hijo Isaac, me encanta la expresión en su mirada, tan real, como diciéndole: ¡créeme!. Y por último, el altar lateral, sobre María, con algunas escenas de su vida en la parte central y rodeada de 12 santos; este se encuentra en la iglesia desde el año 1500.

Bancas de iglesia talladas en madera    Sagrario

Escultura de Abraham    Altar lateral de la catedral de Magdeburgo

A pesar de tantas mezclas y renovaciones o tal vez a causa de ellas, encontré en ella a una iglesia supremamente simbólica, cargada de detalles, de delicadezas y de silencio; convertida en un verdadero lugar de recogimiento, incluso con su gran tamaño, y que permanece abierta todo el día, situación que no es común en Alemania y la hace mucho más privilegiada. Por todo esto, sin pensarlo dos veces, volvería a visitar la catedral de san Sebastián en Magdeburgo.

 

Otros artículos sobre Magdeburgo:

Las puertas de Magdeburgo

La capilla de santa María Magdalena

De monasterio a museo de arte

Categorías: Alemania, Arquitectura, Histórica, Iglesias, Lugares, Magdeburg, Países | Etiquetas: , , , , , , , , , , | Deja un comentario

De monasterio a museo de arte

Claustro de nuestra querida senora. Magdeburg

El museo de arte, claustro nuestra querida señora en Magdeburgo, “Kunstmuseum Kloster unser lieben Frauen” como su mismo nombre lo indica, está ubicado dentro de un claustro, en un complejo de edificios románicos, que conforman la construcción más antigua de Magdeburgo; y contiene la más importante exposición de arte contemporáneo de Sajonia-Anhalt.

La entrada tienen un costo de 4 euros general y 2 euros para estudiantes e incluye la visita al claustro, a la iglesia y a las exposiciones. A mí me encantan los claustros y por eso entré, aunque finalmente no hay mucho para ver. Incluso desde el café puede verse parte del conjunto, por lo tanto, mi recomendación es que si van con poco tiempo, mejor no entren y aprovechan para tomar o comer en este lugar, que parece estar muy bien y tiene las mejores vistas al interior del museo.

Café del claustro museo en Magdeburg

El claustro

Por supuesto, comencé mi recorrido por el claustro, este se encuentra en su estado original; es posible recorrerlo en todo su derredor, como casi todos los que están abiertos al público. En el patio central tiene una zona verde, con algunas bancas, donde es posible sentarse y tal vez meditar un rato en el silencio del lugar. Sus columnas me parecieron muy delicadas y bonitas, tienen diferentes grabados, entre rosetas, lirios, hojas y flores. Constantemente, se tiene una vista de las torres de la iglesia que se encuentra adosada al mismo.

Claustro de nuestra senora en Magdeburgo    Interior del claustro de nuestra senora en Magdeburgo

Columna en claustro de Magdeburgo    Iglesia de nuestra señora vista desde el claustro

La iglesia

Desde el claustro se accede a la iglesia por una sencilla puerta, ubicada en un lateral. Me impresionó mucho al entrar ya que no sabía, en ese momento, que ya no funcionaba como iglesia, si no como sala de conciertos. Se conserva toda su arquitectura y composición, tanto interior, como exterior; al igual que el órgano. Las bancas son ahora de lona, con un bonito y cómodo diseño. En la tarima está dispuesto un piano para brindar el siguiente concierto, debe ser maravilloso poder participar de un evento en este lugar.

Interior de la iglesia convertida en sala de conciertos en Magderburgo    Piano para conciertos en la iglesia de Magdeburg

Las exposiciones

Esta zona está reformada para acoger las obras de arte y contiene esa pequeña mezcla entre lo antiguo y lo nuevo. Entre el ladrillo y los colores claros de los edificios históricos, resaltan los llamativos colores y materiales modernos.

Mi interés principal estaba en el edificio, más que en las exposiciones, pero gracias a las mismas, pude estar por primera vez en el segundo piso de un claustro, tratando de leer en su estado actual, como pudo haber sido el original. Sin poder evitar echar una rápida ojeada sobre los objetos expuestos, me llamó la atención la obra de Ruth Francken, el teléfono número 5.

Accesso a las exposiciones del museo claustro en MagdeburgoEscaleras a las exposiciones del museo claustro en Magdeburgo    Sala de exposiciones del museo claustro en Magdeburgo

Segundo piso del claustro museo en Magdeburgo    El teléfono N.5, 1967 de Ruth Francken  

De todas maneras, lo que mejor seguía apareciendo a mi vista, eran las torres de la iglesia, de un antiguo claustro, que terminó siendo sala de conciertos; dentro de un gran edificio, que pasó de monasterio a museo de arte.

Claustro, iglesia y museo de nuestra senora en Magdeburg

 

Otros artículos de Magdeburgo:

Las puertas de Magdeburgo

La capilla de santa María Magdalena

Categorías: Alemania, Arquitectura, Lugares, Magdeburg, Museos, Países | Etiquetas: , , , , | 1 comentario

La capilla de santa María Magdalena

Capilla de la Magdalena. Magdeburg

La capilla de santa María Magdalena lleva más de 685 años haciendo parte de la historia de Magdeburgo, está ubicada al lado de la iglesia san Petri y fue erigida el día del Corpus Christi del año 1315.

Historia

Su nombre y existencia vienen de un antiguo relato. Se cuenta que un muchacho hurtó unas hostias consagradas de la iglesia de san Petri. Al otro día quiso devolverlas, pero en el camino, poco antes de llegar, prefirió arrojarlas entre unas piedras. Más tarde, pasaba por allí un cochero; sus caballos se detuvieron en este lugar y él no podía conseguir que se movieran. Se bajó para inspeccionar qué era lo que los detenía, encontrándose con las hostias.

La noticia de la profanación del cuerpo de Cristo corrió por toda la ciudad y como penitencia para la reparación de la ofensa, se construyó la capilla con el nombre de María Magdalena, como se llamaba el convento vecino, para pecadora arrepentidas.

Construcción

La capilla se construyó en estilo gótico, con cinco ventanas en el coro, que la iluminan, dándole elegancia y vida a su interior. Debido a la imposibilidad de usar arbotantes, por el poco espacio que se tenía, las paredes debieron hacerse muy robustas y la sección inferior en forma de cilindro con techo abovedado.

Ventanales de la capilla santa María Magdalena. Marburgo

Reconstrucciones

En 1631, durante la guerra de los 30 años, la capilla fue completamente destruida; en 1714, fue reconstruida con un techo en estilo barroco; y entre 1846 y 1848 se restauró el techo abovedado en forma de cruz y se construyó un balcón, para colocar el órgano, soportado en dos arcos con un pilar central. Durante el bombardeo de los aliados sobre Magdeburgo, el 16 de enero de 1945, el techo fue destruido completamente, quedando sus paredes en pie; por lo que en 1966 fue reconstruida su cubierta en el estilo original.

Órgano de la capilla santa María Magdalena. Marburgo

Usos

En 1382 fue transferida al convento vecino, que fue utilizado en la época de la reforma como escuela de niñas y refugio para mujeres solteras. Hasta 1980 fue utilizada por la congregación protestante de los luteranos viejos y en 1989 se convirtió en museo para conmemorar a Lázaro Carnot, un revolucionario francés fallecido en Magdeburgo.

Desde el 20 de junio de 1991 el concilio de la ciudad la entregó a la institución SUSIDIARIS, dedicada al desarrollo religioso y social de Magdeburgo. Para que así, pudiera ser usada para lo que fue concebida en principio. Desde entonces, se abre diariamente, buscando ser un lugar de silencio y reflexión; y un punto de interés y deleite para los ojos de los habitantes y turistas.

De esta manera, no hay excusa para no visitar este hermoso y recogido lugar en Magdeburgo, que es la “Magdalene Kapelle”, la capilla de santa María Magdalena.

Categorías: Alemania, Arquitectura, Histórica, Iglesias, Lugares, Magdeburg, Países | Etiquetas: , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Las puertas de Magdeburgo

Puerta principal de la iglesia de san Sebastian

Magdeburgo es una ciudad llena de historia, de edificios y detalles para ver. Me sorprende que la mayoría coincida en que no hay mucho, creo que es porque no la han recorrido bien; ya que por ella cruza la “Strasse der Romanik”, calle del románico, que se extiende por gran parte de Alemania y tiene los parques Elbauen, con una torre inteligente de 60 metros de altura, construida en madera; y el municipal, que es una isla en el centro de la ciudad. Un día no fue suficiente para verlo todo.

Ahora me centraré en lo que busco captar siempre en las ciudades, aquello que me lleva a describirla en una palabra y a distinguirla del resto de las demás. En Magdeburgo, al principio fueron sus puertas, después aparecieron nuevos elementos dentro de ellas; y eso fue lo que más llamó mi atención, dentro de todo lo que pude haber visto.

El primero de ellos, en la iglesia de san Sebastián, donde se debía tomar y girar un pescado para poder entrar. En el interior, una mano que atravesaba desde el otro lado, se posaba sobre ella. Cuando la vi, la puerta se estaba cerrando sola, fue muy gracioso ver la mano girando en ese momento, se veía muy real y un poco miedosa.

Chapa Iglesia de san Sebastian. Magdeburgo   Tiradera Iglesia de san Sebastian. Magdeburgo

La siguiente fue la iglesia del claustro de nuestra señora, que ahora no es una iglesia; también tenía su singular elemento para abrirla y su puerta lateral, con relieves que parecen ser capítulos de la historia.

Tiradera iglesia del claustro nuestra señora. Magdeburgo   Puerta lateral de la iglesia de nuestra señora. Magdeburg

Pero el mejor se encontraba del otro lado, en la puerta de la entrada principal del claustro, que funciona ahora como museo de arte moderno. Se trataba de una puerta sobre el hombre y la mujer, para abrirla, debía hundirse el sombrero hasta la cabeza del hombre; en la otra puerta estaba la mujer y cada uno tenía a su lado una hoja, donde estaban inscritas algunas frases relacionadas con ellos.

Puerta claustro nuestra señora. Magdeburg   Cerradura de hombre con sombrero. Magdeburg 

Cerradura claustro nuestra señora   Der Mann an die Frau

La catedral, que es el principal edificio de Magdeburgo, tenía la cerradura de su entrada principal llena de pajaritos, el que gira para abrir la puerta es uno de los padres, que le está dando comida a sus pichones. En el interior, en una puerta, un búho posado sobre la manigueta y en la “entrada del cielo” otra, con un hombre tendido, que del otro lado esperaban tres mujeres.

Puerta de entrada a la catedral de Magdeburg   Cerradura de Búho en la catedral de Magdeburgo

Cerradura de hombre  y mujeres en catedral de Magdeburgo   Cerradura de hombre en catedral de Magdeburg 

La puerta de la “altes Rathaus” antigua alcaldía, presentaba, en relieve, los principales acontecimientos y personajes de la ciudad. En el primero, el rey Otto; en el quinto un famoso bufón; en el noveno, Otto von Guernicke, que inventó el inflador y descubrió el vacío; en el onceavo, Telemann, que escribió su primera ópera en la ciudad; y en el doceavo, Hans Grade, que realizó el primer vuelo motorizado del mundo. En la cerradura, sobresale una herramienta de construcción, un palustre, relacionado con el comienzo de una obra o estilo importante.

Puerta de altes Rathaus. Magdeburg   Cerradura altes Rathaus. Palustre

En otras iglesias, como la de san Petri y Walloner aparecieron pescados, un poco más sencillos pero siempre con mucho significado; como el que tienen las puertas de Magdeburgo.

Puerta iglesia san Petri. Magdeburgo

Categorías: Alemania, Magdeburg, Países | Etiquetas: , , , , , , , | 2 comentarios

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: