Publicaciones etiquetadas con: Berlín

De museos por Berlín

Berlín 1933-1945 entre la propaganda y el terror

Este tema de los museos en Berlín era uno de aquellos que tenía en la lista desde hace tiempo. Ahora que he terminado de conocer algunos que quería visitar y que hacen parte de esos museos imprescindibles en Berlín, puedo comenzar a contarles sobre los que he ido recorriendo en los últimos años.En todo caso, Berlín tiene tantos museos que hay que decidirse previamente por algunos, ya que en una sola visita nos agobiaríamos si tratáramos de abarcar muchos de ellos. Además, la ciudad tiene muchos otros sitios interesantes, que no se deberían dejar por fuera. Entonces nada mejor que elegir bien los museos que realmente nos interesan y no solo (como trato de recordarlo siempre) los que todo el mundo visita; los más famosos o infaltables.

Ahora empezaré por el principio, contándoles a cerca de los museos que conocí en los últimos años, para pasar luego a los visitados recientemente.

El museo de la RDA, República Demócratica Alemana (DDR Museum) fue el primero que conocí y mi favorito por mucho tiempo; tal vez lo siga siendo, aunque el interés que tuve por esta época de la vida alemana ha ido menguando al irla conociendo. Es muy entretenido y por eso mismo recomendadísimo si se quiere conocer más sobre la vida diaria del Berlín del este, antes de la caída del muro. Cuenta con muchas opciones interactivas que hacen la visita muy amena. También visité en esta ocasión el archivo de la Bauhaus, del que ya les hablé un poco en “La Bauhaus, una escuela, tres ciudades”.

Museo de la RDA- DDR

Años después, fui visitando poco a poco algunos otros, como Checkpoint Charlie que, más que disfrutar, padecí; tal vez con audioguía se salve la visita. Aunque si se quiere conocer cómo se escapaban de la RDA hacia el oeste, lo mejor es ir a verlo directamente, en los lugares donde se planearon las fugas y se hicieron los túneles. Esto pensé que encontraría aquí, por la cercanía a la frontera, pero solo hay información general. Demasiada. Más ahora que le han agregado a las exposiciones en alemán e inglés, el francés. Sin embargo, la exposición exterior es muy interesante.

Al frente está la obra “El muro” del artista Asisi, del que ya les había hablado con la batalla de naciones en Leipzig y que aquí recrea una situación cotidiana en Berlín del oeste, cerca de la Oranienstrasse, por donde él vivía en esta época. Nos muestra cómo un habitante de este barrio veía el Berlín del este y cómo era vivir con este muro atravesado en medio. Por supuesto, después de la visita, me fui a buscar la calle y los puntos exactos de esta representación, para mirar el cambio y lograr entender que así estuvo en verdad hace solo 30 años.

Check point Charlie     Marca del muro de BerlínMuro de Berlín en los 80s

Por esos mismos días conocí la topografía del terror, un museo gratuito que cuenta la historia de la época nazi y la segunda guerra mundial, con exposiciones exteriores e interiores. Me gustó mucho. Comparten la información en recorridos claros y concisos. Así cada uno puede ahondar en lo que le interesa, incluyendo la vista hacia los puntos donde estuvieron los edificios de poder de la época.

Además, no podía perderme el museo judío, un maravilloso edificio del arquitecto Daniel Liebeskind que habla sobre la vida, historia, cultura y legado del pueblo judío. Incluyendo, claro está, sus persecuciones y sufrimientos. Es una visita que se hace entre la belleza de algunas creaciones e historias y el dolor sufrido por este pueblo en diferentes etapas de su existencia.

Topografía del terror   Museo judío. Berlín

En todo caso, a pesar de que ya conocía algunos museos y en los últimos años había estado de a poco conociendo algunos más, nunca me había decidido a conocer la isla de los museos; que es tal vez lo primero que conocen las personas al llegar a Berlín. O la catedral, que es impresionante por lo grande y hermosa. Y no sé por qué, siendo además tan centrales y de fácil acceso… Pero finalmente, ese día llegó y terminé haciendo una maratón de museos de la que ya les conté el resultado en la página de facebook y les hablaré pronto, para que sigamos de museos por Berlín.

Anuncios
Categorías: Alemania, Berlín, Lugares, Museos | Etiquetas: , , , , , , , , , , | 2 comentarios

La Bauhaus, una escuela, tres ciudades

Edificio principal de la Bauhaus en Dessau

La Bauhaus fue una escuela de diseño que dentro de su historia, está vinculada a tres ciudades alemanas; fue fundada por Walter Gropius en 1919, en Weimar; se trasladó a Dessau en 1925, donde tuvo su periodo más fructífero, y finalmente llegó a Berlín, donde terminaría sus días, en 1933. Desde mi llegada a Alemania, he estado tras sus huellas, tratando de visitar, conocer y llegar hasta esos lugares, edificios y urbanismo; que hicieron parte de esta gran escuela y constituyen la arquitectura de la Bauhaus, una corriente muy significativa para esta disciplina, que hace parte de mi vida.

Aunque ya he podido estar en las tres ciudades, sin duda donde más juiciosamente atendí a todos estos elementos, fue en Dessau; el que a nivel de arquitectura, tal vez llamaría el mejor de mis viajes, uno de los regalos más grandes que he podido recibir. Pero hoy solo hablaré sobre la historia, el contexto de la escuela y sus etapas; relacionadas casi directamente con su migración de ciudad a ciudad. Más adelante, llegaremos a esos edificios, metiéndonos hasta la cocina, pudiendo disfrutar de aquellos detalles, dentro de su simplicidad.

Historia

 

1. Weimar

Días después de terminarse la primera guerra mundial, donde Gropius había sido soldado; este fue nombrado director de la escuela de artes aplicadas “Grossherzogliche Sächsische Kunstgewerbeschule” y de la escuela superior de artes “Hochschule für Bildende Kunst”, en Weimar. El día 1 de abril de 1919 firmó el contrato como director de las dos instituciones, que él mismo había ya fusionado bajo el nombre de “Staatliches Bauhaus Weimar” (casa estatal de la construcción de la ciudad de Weimar), en busca de  eliminar la barrera existente entre el artesano y el artista.

Museo de la Bauhaus en Weimar

Así comienzan los días de la escuela, con Walter Gropius como director. Los elementos centrales de la pedagogía de la Bauhaus eran el curso preliminar y los talleres; con dos principios determinantes: el trabajo colectivo y la autoeducación; que se realizaban tanto dentro del trabajo artístico, como del artesanal. Además, se contaba con unas clases elementales, que se ofrecían como complemento del curso preliminar; estas duraban dos semestres. En el primero se daba una introducción a los elementos abstractos de forma y el curso de dibujo analítico; en el segundo, teoría de las formas y seminario de colores. Solo con leer los títulos, ya dan ganas de haber estudiado allí.

En 1923 se realiza la primera gran exposición, donde ya pueden notarse elementos del constructivismo, que habían empezado a influir en algunas líneas de la Bauhaus. Dos años después, debido a algunos problemas políticos y a que perdió el respaldo, con el seguía contando, por parte del gobierno de Weimar; la escuela tuvo que tener su primer traslado.

2. Dessau

Cuando Walter Gropius inició las negociaciones con la ciudad de Dessau, para establecer allí la Bauhaus, en 1925, su alcalde le afirmó que podría no solo construir el edificio principal, para desarrollar los estudios; si no también algunas viviendas, para que fueran habitadas por sus maestros. Gracias a estas materializaciones, fue posible llevar a la práctica las ideas y presentarlas a la gente; esta escuela de la modernidad, no tardaría en adquirir fama mundial. En ese momento ya impartían clases en la Bauhaus, los más ilustres representantes del arte moderno de la época: Lyonel Feininger, Paul Klee, Wassily Kandinsky, Laszlo Moholy-Nagy, Oskar Schlemmer. Además, contaba con una multiplicidad como en ningún otro lugar del mundo.

Tuvieron también la oportunidad de construir otros edificios en la ciudad y experimentar con la construcción industrial, en una gran zona, en el sur de la misma; ejecutando un sinnúmero de proyectos, de diferentes tipologías y naturalezas. Es hasta ahora el mejor tour que he tenido, también el más barato; viviendo de cerca cada uno de ellos.

En 1928, Gropius entrega la dirección de la escuela, al también arquitecto Hannes Meyer; quien iba con ideas diferentes a las concebidas dentro de ella, como el ser más funcional y descuidar la estética, por darle prioridad a la tecnología y los materiales. Fue reemplazado entonces en el cargo, en 1930, por Mies Van der Rohe, creador del pabellón de Alemania, para la exposición internacional de Barcelona de 1929; quien implementa nuevos cambios dentro del plan de estudios, principalmente, incluyendo un departamento de arquitectura. En 1932, debido a problemas políticos del momento, relacionados con el nacional socialismo, su director decide trasladarla a Berlín.

3. Berlín

En esta última ciudad, la naturaleza de la escuela cambia rotundamente; solo funcionó un año más, hasta que en 1933 fue cerrada por los nazis y sus personajes tuvieron que emigrar a diferentes lugares. En este momento, en la sede, se encuentran el archivo de la Bauhaus y el museo para el diseño.

Archivo de la Bauhaus en Berlín

Las ciudades de la Bauhaus, Dessau y Weimar, con todo su legado; hacen parte del patrimonio mundial de la UNESCO desde el año 1996. Se puede afirmar que de esta gran escuela, surgieron las bases de la arquitectura moderna y los principios de diseño; vigentes hasta la actualidad.

 

Otras entradas sobre la Bauhaus:

Los sucesores de la Bauhaus

La Bauhaus en Dessau

Categorías: Alemania, Arquitectura, Bauhaus, Moderna | Etiquetas: , , , , , , , , | 2 comentarios

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: