Publicaciones etiquetadas con: edificios

Una lectura al antiguo Bilbao

City Hall-Mairie. Bilbao

Bilbao es una ciudad del norte de España, ubicada en el País Vasco, fue fundada en el año 1300, en los alrededores de una ría; lejos del mar para protegerlo de ataques y tormentas. Su casco urbano estaba compuesto por siete calles y fuera de las murallas, se encontraban tres arrabales. Poco a poco, la villa fue creciendo hasta no tener más lugar, teniendo que continuar con la expansión hacia el exterior.

Las casas medievales estaban ubicadas en pequeños solares y se construían de madera, por ser un método rápido y económico. Debido a esto, la ciudad sufrió varios incendios a lo largo de su historia, que obligaron a reconstruirla cada siglo.

Históricamente hablando, esto es lo único que sé, pero es quizás suficiente, porque muchas de sus imágenes hablan por sí solas, dejando entrever los siglos a través de los cuales se ha mantenido en pie. Para poder leer esto, hice un pequeño recorrido por su casco viejo y estos fueron algunos de los lugares con los que me encontré.

1. Teatro Arriaga. Bilbao   2. Pequeño palacio Arana. Bilbao

Yo había entrado al casco antiguo por el puente del arenal, por esto, la primera imagen que tuve fue la del teatro Arriaga, y, casi de inmediato, la del pequeño palacio Ariana, al continuar por una callecita que me llevaría hacia el punto central. Mi idea era llegar a la catedral de Santiago,  y el cometido lo logré de manera rápida, al arribar directamente a la plaza de su mismo nombre.

4. Plaza Santiago   3. Catedral de Santiago

Al estar de este lado, en el “centro del centro”, puede observarse el comienzo de un trazado más ortogonal de la ciudad, que va desde este punto hasta la ría y corresponde al trazado antiguo, al de las “siete calles” que componían el casco urbano original. Hasta el momento, yo había caminado por una diagonal que hace parte del posterior trazado urbano, donde todas vienen a confluir en la catedral –o mejor, nacen de ella- haciendo evidente la importancia que se le dio a la misma en la planificación de la expansión de la ciudad.

Le di la vuelta a la catedral, para regresar por una calle diferente; por allí me encontré a la iglesia de los santos Juanes y en una gran plaza (creo que plaza nueva), un edificio que llamó mi atención; como no dejaron de hacerlo las callejuelas, que me evocaron un poco a Barcelona. Finalmente, llegué por un costado, a la iglesia de san Nicolás, que parece ser la vigilante del centro histórico.

5. Iglesia de los santos Juanes. Bilbao   6. Edificio en Bilbao

7. Callejuelas centro histórico de Bilbao   8. Iglesia de san Nicolás. Bilbao  

Sin más, espero que hayan disfrutado de este pequeño recorrido, haciendo conmigo, una lectura al antiguo Bilbao.

Categorías: Arquitectura, Bilbao, España, Urbanismo, Viajes | Etiquetas: , , , , , | 1 comentario

Descubriendo a Santander

Empezaré a hablar de este viaje desde el principio y lo primero será aclarar lo que también estuvo siempre en mi cabeza, hasta este día, al escuchar esta palabra. No se trata del departamento de Santander, de mi hermosa Colombia, sino de una ciudad española, capital de la comunidad autónoma de Cantabria; donde curiosamente, para mi, se le dice a sus habitantes santanderinos y no santandereanos, como lo hacemos nosotros. Y tenemos en común el océano atlántico.

Lo segundo, es cómo llegar hasta Santander desde Barcelona. La mejor opción que encontré fue un vuelo de Ryanair, que va directo desde el Prat, y tiene una duración de una hora; además, se vuela todo el tiempo sobre España, por lo que resulta entretenido.

España desde el aire. En vuelo Barcelona-Santander

Al llegar, había justo al frente de la salida un punto de información; yo quería un plano de la ciudad y preguntar cómo llegar a la misma; solo tenía la información de googlemaps y en ese momento entendí que no era correcta, la estación más cercana del tren, se encuentra a un kilómetro, por lo que no es opción. Desde el aeropuerto de Santander sale, cada media hora (en punto y a y media), un autobús que conecta con la estación de buses de la ciudad, en 10 minutos y con un costo de 2,20 euros. Recibí también un plano general, con toda la información de interés para conocer Santander y visitar sus principales lugares.

Bus del aeropuerto de Santander, España

Como había ido a la ciudad para realizar el curso de verano de la UIMP, con la beca que me había ganado en Ágora, me dirigí al hotel asignado, caminando por la calle castilla; estaba muy cerca de allí. Fui muy bien recibida y me sorprendió que el señor me entregara mi carné para ir a cenar esa misma noche, porque me habían dicho que lo recibiría al día siguiente, al entregar los documentos de la matrícula. Desde allí, se empieza a apreciar la calidad y buena preparación de los mismos. Subí al cuarto, me encontré con la chica que lo compartiría, y decidimos salir muy pronto para conocer el centro y después irnos al palacio.

Empezamos a caminar por la zona, los edificios antiguos y su historia, nos fueron atrayendo. El banco de España, el edificio de correos, la catedral y su capilla baja; incluso la estatua del hombre que dio nombre a la ciudad, Santander; al entrar a la plaza porticada.

Banco de España en Santander     Edificio de correos. Santander, España

Iglesia del cristo, catedral de SantanderEstatua de Santander, en plaza porticada

Después, nos dirigimos hacia el mercado del este, donde se encuentra otro punto de información de la ciudad. Entramos para preguntar sobre el transporte urbano, ya que lo utilizaríamos mucho. El costo por trayecto es de 1,30 euros, pero comprando -por 1,00 euro- la tarjeta TUS transporte urbano de Santander, se paga menos de la mitad; así, que esa era la mejor opción para viajar en los siguientes días. Fuimos a un kiosco a comprarla, lo mínimo que puede recargarse es 6,00 euros y puede compartirse si se quiere; además, cuando se devuelve, se recibe nuevamente el euro pagado por ella. No hay disculpa para no hacerse con la tarjeta y ahorrar en los viajes.

Continuamos con el recorrido, esta vez hacia el puerto, encontrándonos con el emblemático edificio del banco Santander; antes de llegar al paseo de Pereda, con sus famosos jardines. En ese momento, decidimos descansar un poco, por lo que tomamos un bus hacia la magdalena; desde ese punto, casi todos pasan por allá.

Edificio principal del banco Santander

Al llegar a la parada del autobús, se debe caminar un par de cuadras hasta la entrada general de la península de la Magdalena. Después, dependiendo del camino elegido, pueden ser otros 10 o 15 minutos hasta la entrada del palacio. Nosotras elegimos el camino de la izquierda, es el más bonito y el más largo; de ahí en adelante, usamos siempre el de la derecha, para subir pronto.

Llegamos directamente al comedor y allí nos quedamos recargando energía hasta que casi habían cerrado. Para cuando habíamos acabado con todo, ya había oscurecido.

Vista nocturna de la entrada al palacio de la Magdalena

Salimos pronto de allí, para terminar de dar la vuelta a la bahía y llegar al sardinero. Pero solo un ratito, porque aunque la noche apenas comenzaba y se estaba celebrando la semana grande de Santander; nosotras debíamos madrugar para el inicio de nuestros cursos.

Al final, se nos alargó un poco, pero eso se los mostraré después; aun queda mucho por contar sobre este gran viaje: los cursos, el puerto, las fiestas y otros más; para poder decir, sin ninguna duda, estamos descubriendo a Santander.

Categorías: España, Santander, Viajes | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

La Bauhaus en Dessau

Edificio principal de la Bauhaus, por el acceso principal. Dessau

Cuando les hablé por primera vez de la Bauhaus, les dije que en otra ocasión tendríamos más, con el fin de conocer las intervenciones realizadas por esta escuela de diseño, fundada por Walter Gropius. Es por esto que he decidido retomar el tema, para hablarles un poco más, en este caso sobre Dessau, la ciudad que marcó su historia y desarrollo; aquí tendremos un recorrido general y próximamente visitaremos los edificios en su interior. Si aun no has leído la entrada anterior: la bauhaus, una escuela, tres ciudades, puedes hacerlo ahora, para que te contextualices mejor. Las obras de la Bauhaus, hacen parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1996.

Llegar a Dessau

La estación principal de trenes está muy bien conectada con el resto de Alemania; se encuentra a un poco más de una hora desde Berlín y a dos o tres desde ciudades más al centro del país; por esto, es la mejor opción que se puede utilizar como medio de transporte.

Yo llegué a la ciudad en tren, un sábado a las 10 de la mañana, teniendo solo una leve idea de cómo ir hasta aquellos emblemáticos lugares, pero con la certeza de que no dejaría escapar ninguno y que para ello tendría que preguntar en una oficina de turismo, ya que por más que había consultado sobre el urbanismo en Dessau, no lograba encontrar la información exacta; incluso verifiqué después que gran parte de esta estaba errónea. Con esto, me alegra inmensamente poder compartirles esta información el día de hoy, para que sean muchos más los que de ahora en adelante puedan visitar la ciudad con la información clara y precisa.

Estación de trenes, Dessau

Al bajar las escaleras desde la plataforma, se encuentran las señales: a la izquierda, Bauhausstadt; a la derecha, el centro. Me fui directamente en dirección centro, porque seguro allí estaría la oficina de turismo. Me dieron la información necesaria, con los horarios del transporte y un plano general con los edificios y urbanismo de la Bauhaus; además, todas las opciones y posibilidades. Y aunque había planeado hacer el recorrido al revés, seguí las recomendaciones recibidas y me fui directamente al lado contrario.

Ir a la Bauhaus desde la estación de trenes

Saliendo por la puerta en dirección a Bauhausstadt, se encuentra una plaza y una construcción en madera laminada con toda la información relacionada con la escuela y la ruta para recorrerla en bicicleta, que es una muy buena opción. La señalización es perfecta, no se corre ningún peligro de perderse y a tan solo medio kilómetro ya estaremos en el lugar.

Salida de la estación, hacia Bauhausstadt. DessauSeñalización ruta por la Bauhaus, Dessau

El camino para llegar hasta el edificio principal está lleno de arte, detalles, diseño y edificios universitarios. Estando en la Bauhausstrasse, calle Bauhaus, es posible empezar a entrever aquella construcción blanca que tantas veces vimos en libros y revistas; y ya un poco más cerca, es necesario creer que es real aquello que estamos viendo. Todavía hoy me emociona verlo.

Edificio de la universidad en Dessau, sobre la Bauhausstrasse, calle BauhausBauhausstrasse, calle Bauhaus. Dessau

Edificio principal de la Bauhaus desde la Bauhausstrasse. Dessau

Visitar el edificio de la Bauhaus

Entre que podía creerlo, lo miraba, volvía a mirarlo y por fin me atreví a entrar, me dieron las 11, y al final, fue la hora perfecta, para que, sin dejar de correr en el resto del día, pudiera alcanzar a verlo todo antes de regresar en el tren de las 6:15 pm.

Ya estaba iniciando el primer tour y aunque este solo es posible hacerlo en alemán, es la única posibilidad que se tiene para entrar a algunos lugares, como el Gropiuszimmer o conocer otros detalles. Estos se hacen seguidamente, uno tras otro, y lo único que hay que hacer es sumarse al grupo; el acceso al edificio es gratis, al igual que su recorrido con guía.

Auditorio del edificio principal de la Bauhaus. DessauSeñalización Gropiuszimmer

Ya luego abriremos la puerta del cuarto de Gropius y algunos más, por ahora, a seguir el recorrido por Dessau.

Después de terminar, solo tuve tiempo para hacer un par de fotos más, hasta ver que mi guía, con todo el grupo detrás, salía por la puerta principal, haciéndome una pequeña señal; muy seguramente se dirigían juntos hacia la casa de los maestros; por lo que volví a sumarme a ellos.

Acceso principal al edificio de la Bauhaus en Dessau

Las casas de los maestros de la Bauhaus

Al salir del edificio, caminamos por Gropiusalle, hasta la glorieta, donde giramos a la izquierda y casi inmediatamente pudimos llegar a las casas de los maestros de la Bauhaus, que se encuentran en proceso de restauración; excepto una, que fue inaugurada en el 2000.

Visitar las casas es muy fácil, allí estábamos rápidamente, entrando a la primera, la de Feininger; después, pasamos a la de Kandinsky y Klee, donde en el sótano me encontré una interesante fotografía, del tiempo en que se estuvieron construyendo las casas de los maestros. Al final, solo fue posible entrar a estas dos, con un tiquete que costó 5,50 euros con tarifa estudiante; la casa de Walter Gropius estaba cerrada, aunque fue posible deleitarse con ella desde afuera.

GropiusalleEntrada a la casa de Moholy-Nagy y FeiningerFotografía de la construcción de la casa de los maestros de la Bauhaus en Dessau

Casa de los maestros de la Bauhaus, Walter Gropius

Urbanismo de la Bauhaus

Desde la casa de los maestros, regresé al edificio principal, para devolverme a la estación y poder dirigirme al sur, para hacer el tour por el urbanismo de la Bauhaus. Después de atravesar la estación, saliendo en dirección centro, se encuentra la parada de tranvías; si no se va en bicicleta, esta es la mejor opción, se tarda aproximadamente unos 25 minutos y después se debe caminar otros 10, hacia la izquierda (con respecto al sentido del tranvía), hasta encontrar el edificio.

Este tour solo lo realizan una vez al día, a las 3:30 pm; es un recorrido arquitectónico a través de la Bauhaussiedlung, urbanización de la Bauhaus, ejecutada en su mayoría, entre 1926 y 1928. Este inicia en el Konsumgebäude, edificio de consumo, con una pequeña historia sobre la misma, y  termina cerca de allí, dos horas después. Su costo es de solamente 3 euros para estudiante y 4 euros tarifa normal.

Konsumgebäude, Edificio de consumo de Walter Gropius. Dessau

Recomendaciones sobre el tour de urbanismo de la Bauhaus

Es sin duda, el mejor que he tenido y el más barato, y fue casi personalizado, solo estuvimos dos. La señora que lo realiza es mayor, muy enérgica y amable y solo habla alemán, por lo que les recomiendo que aprendan un poco del idioma o vayan con alguien que lo hable; porque si no, la situación será muy incómoda y poco provechosa; sobre todo porque ella brinda mucha información, que es fundamental para entenderlo todo y se siente nerviosa de que vayan a hablarle en inglés. Aunque yo le hablé desde el principio en alemán, ella no paró de repetirme: el tour no es inglés; me entregó la información en inglés y tocó el tema hasta que más no pudo.

Después de todo, la historia tuvo un final feliz, lamento no haberle preguntado su nombre, pero no pude evitar tomarle una foto, a ella con quien estoy tan agradecida por todo lo que me permitió conocer de la Bauhaus en Dessau.

Señora que realiza el tour por el urbanismo de la Bauhaus en DessauCasa Arndt de Walter Gropius en Dessau

Actualizando

– La entrada al edificio ya no es gratuita, creo que ahora se pagan 5-7 euros e incluye la visita a la exposición.

– Todas las casas de los maestros están terminadas desde mayo de 2014. Creo que el precio por la visita sigue siendo el mismo.

Categorías: Alemania, Arquitectura, Bauhaus, Dessau, Moderna | Etiquetas: , , , , , , , | 6 comentarios

Terrassa, textil y modernista

Tarrasa es un municipio ubicado a  pocos  kilómetros de Barcelona, su nombre en Catalán es Terrassa. Es posible llegar hasta allí desde la estación de Sants, con Renfe; o desde plaza Cataluña con los Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña, FGC. El trayecto es de aproximadamente 45 minutos, con paisajes diferentes entre una y otra ruta.

Si se elige subir en Renfe, el recorrido del tren termina en la estación del norte; donde antiguamente llegaban los comerciantes, para adquirir las telas y otros productos de la industria. Bajaban hacia el centro por la carrera del norte, donde estaban dispuestos los almacenes y algunas viviendas de los personajes relacionados con la industria textil, encontrando rápidamente lo que buscaban. Se dispuso de esta manera, debido a que las fábricas se encontraban más alejadas.

La llegada del tren a Terrassa, el 16 de marzo de 1856, favoreció el desarrollo de la ciudad industrial; ya que permitió la llegada del carbón y de las materias primas, y la salida de los productos manufacturados.

Estación del norte, Tarrasa

Si se transita por la misma calle, se puede observar el almacén Corcoy, en un estado avanzado de deterioro; fue diseñado por el arquitecto Melcior Viñals i Muñoz a comienzos del siglo XX; cuenta con una tipología original para este tipo de edificios, con planta baja y un elemento central que forma un segundo piso.

Almacén Corcoy, Tarrasa

Al llegar a la plaza Saragossa, se encuentra el almacén Joaquim Alegre, el más emblemático de la ciudad, construido por Lluís Muncunill y su lenguaje modernista. Tiene arcos elípticos, definiendo la fachada y cuenta con planta baja y dos pisos más. Su construcción fue encargada por el señor Alegre, para ser el almacén de la fábrica donde en este momento se encuentra el museo de la ciencia y la técnica de Cataluña.

Posteriormente, fue comprada por el señor Pau Farnés, quien la convirtió en archivo fotográfico, utilizando sus propias fotografías, a las que rápidamente se fueron sumando las de los demás habitantes; incrementando el inventario. Además, él mismo, cuando empezó el cierre de las fábricas, fue personalmente a pedir que le regalaran los libros de contabilidad, muestrarios y demás documentos, que iban a botar; y los guardó durante años; gracias a ello, en este momento se encuentra toda esta información en el museo.

El edificio se conserva como antiguo y en él continua funcionando el archivo fotográfico de la ciudad, donde realizan exposiciones, hacen nuevas fotos, reciben las antiguas que les van donando y cada año publican un libro con las noticias y fotografías del mismo; de esta manera velan por el patrimonio material e inmaterial del municipio. Ayer se inauguró la exposición sobre la historia de Terrassa a través del arte de los jóvenes.

Almacén Joaquim Alegre, archivo fotográfico de Tarrasa

En la esquina contigua se encuentra el antiguo vapor, de 1888, que estaba ubicado en tres cuadras, que se arrendaban a las empresas, quienes aprovechaban la fuerza motriz de la máquina de vapor para producir principalmente los tejidos de lana. Solo se conserva, parcialmente, la que hace esquina, conformando ahora una plaza. Es la nave industrial más antigua, con un sistema constructivo en estructura metálica con pilares fundidos y vigas de acero.

Cuadra de vapor ventalló

Fachada lateral, cuadra de vapor, Tarrasa

Al costado está la antigua fábrica y almacén Marcet i Poal, el edificio del almacén, destaca por la decoración de la cornisa en cerámica y su estilo modernista en balcones y rejas, fue diseñado por el arquitecto Josep Maria Coll i Bacardí en 1914; actualmente la ocupan oficinas de la Generalitat. La nave industrial entró a sustituir a la anterior, que se había destruido en un incendio, fue obra de Lluís Muncunill y por lo tanto se pueden observar en ella, las características de su arquitectura industrial, con muros y elementos decorativos de ladrillo a la vista y frontón triangular superior.

Almacén Marcet i Poal, TarrasaFábrica Marcet i Poal, Tarrasa

En la siguiente calle, se encuentra la cuadra de la fábrica Izard, que es la única nave que se conserva, donde se hicieron los trabajos de tintes; diseñada por el mismo Lluís, destacan las bóvedas de la cubierta, de ladrillo plano, coronadas con claraboyas. Se rehabilitó en 1982, para ser utilizada como la sala Muncunill, un homenaje a su arquitecto, hasta la actualidad.

Cuadra de la fábrica Izard, Tarrasa

Yo había estado allí en más de dos ocasiones, pero solo conocía las calles que me conducían desde las estaciones, hasta la universidad; me alegra haberme tomado el tiempo de recorrerla, porque encontré, como siempre, mucho más de lo que me hubiera imaginado. No tuve tiempo de ir al museo, por lo que les quedaré debiendo el final; al igual que el recorrido por la Tarrasa medieval y moderna, con abundantes esculturas como en Rotenburg y algunos otros sitios de interés. Así, que por ahora, nos quedamos solo con esta Terrassa, textil y modernista.

Categorías: Arquitectura, España, Modernista, Tarrasa | Etiquetas: , , , , , , | 1 comentario

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: