Publicaciones etiquetadas con: góticos

Cinco cosas que me sorprendieron por primera vez en Alemania… y lo siguen haciendo

P1110023

Cuando se llega a Alemania, inevitablemente, uno empieza a sorprenderse por diferentes cosas. Algunas se van volviendo tan comunes que incluso ya parecen normales. A otras te acostumbras y sabes que así funcionan aquí. Pero hay otras, que aunque pase el tiempo y las veas una y otra vez, no te acostumbras. Hoy pensé en una pequeña lista de estas últimas. Y aquí les va.

Estas son las cinco cosas que me sorprendieron por primera vez en Alemania y aun lo siguen haciendo:

 

1. Personas sin zapatos en la calle

Bueno, eso puede ser muy normal en Colombia o algún otro país de Latinoamérica. Hay personas pobres, que no tienen con qué comprar unos zapatos, y uno se acostumbra a velos así; sobre todo a los que viven en la calle. Pero es que aquí, no vive nadie en la calle y los que van sin zapatos, están limpios y muy bien vestidos. Me sigue sorprendiendo ver a personas bonitas, muy bien arregladas, con su ropa impecable; que van caminando descalzos por la vida.

2. Que de repente, por todos lados, se vea gente con vestidos negros y extraños

Claro, aquí cada quien se viste como quiere y no hay ningún problema. No están los demás mirándote. Pero cuando usan ropa de esa manera, es imposible no mirarlos. Leipzig es el lugar de encuentro mundial de los góticos, por eso un fin de semana al año, vienen de todos lados del mundo, para encontrarse acá. Supongo que por la misma razón, tiene una tendencia mayor a este tipo de personas. Algunos se visten precioso, me gusta, aunque sea demasiado para mi. Eso sí, solo los fines de semana.

Goticos reunidos en Leipzig  Mujer gotica con vestido antiguo rojo  Goticos de varias edades

3. La manera como trabajan en sus obras

Todo es tan organizado, tan bien planeado. Es inevitable para mí comparar sus procesos constructivos con los nuestros. El personal es el preciso y hacen lo que tienen que hacer, sin necesidad de tener a alguien controlándolos (eso ya hace parte es de la cultura). Utilizan mucha maquinaria y eso optimiza las labores y los materiales. Solo hay qué ver la manera como hacen un vaciado de concreto, no tiene punto de comparación.

Vaciado de concreto con mixer y manguera. En Alemania  Mano de obra en un vaciado de concreto en Alemania

4. La forma como se entrega la ofrenda en la misa

Si tuviera que resumirlo, es un momento estresante. No hay manera de explicar cómo la canastita pasa por las manos de todos los presentes, en breves segundos. Si no tienes tus monedas en la mano, perdiste. El que sigue no tendrá la paciencia para esperar a que las saques. Ya no podrás hacerlo sin ponerte rojo como un tomate (al menos en mi caso), porque todos detrás de ti te esperan sorprendidos.

5. Los carros se detienen en las cebras para que el peatón pase

Y el que de aquí leyera esto, diría: es normal. ¡Pues no! en Colombia las cebras no sirven para nada. Aquí cumplen con la función que tienen que cumplir y las personas las respetan. No hay carro capaz de avanzar sobre una cebra, cuando un peatón se encuentra próximo a pasar; aunque apurándose alcanzara a hacerlo. Incluso hay pasos peatonales, bien señalizados. ¡Cuántos semáforos y accidentes nos ahorraríamos si pensáramos un poquito más en el peatón!

Paso peatonal en Alemania

Y como aun quedan algunas más, quizás más adelante me anime a hacer otra lista, que incluso me ayude a recordar, las cosas que me sorprendieron por primera vez en Alemania… y que ya no lo siguen haciendo.

Anuncios
Categorías: Alemania, Países | Etiquetas: , , , , , , , , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: