Publicaciones etiquetadas con: Sajonia-Anhalt

Visita a vuelo de cigüeña por Tangermünde

Puerta de entrada a la ciudad con dos torres

Tangermünde es un pueblito muy poco conocido, pero muy bonito. Presenta una sencillez que lo hace muy especial, enmarcado dentro de su propia historia, que puede leerse a través de sus edificios, como en casi todas las ciudades alemanas. Al igual que Magdeburgo, está ubicado dentro de Sajonia-Anhalt. Cuenta con la puerta de entrada a la ciudad, más bonita del norte de Alemania, del tiempo medieval. Esta cuenta con dos torres, la de la derecha erigida en el año 1300 y la redonda de 27 metros de altura, construida a mediados del siglo XV.

En la visita que realicé pude conocer gran parte de su historia y de los edificios que la conforman y la mantienen vigente hasta la actualidad. A continuación les presento aquellos elementos que sobresalen en la vida de esta ciudad.

Principales componentes de la arquitectura, vida e historia de Tangermünde

Muro de la ciudad

Tangermünde es de las pocas ciudades del norte de Alemania que conserva el muro, encerrando su casco antiguo. Aunque quedan pocos restos del mismo, construido en el siglo XIV, debido a las inundaciones que sufre esta región en las cercanías a los ríos Tanger y Elba. El muro estaba custodiado por las torres Putinnen, con forma cuadrada, que fueron construidas en 1470. No se tiene claridad sobre el porqué de su nombre.

Muro de la ciudad. Stadtmauer Tangermunde  Puerta de entrada peatonal a la ciudad antigua  Torre Putinnen

Rathaus, alcaldía o ayuntamiento

Es la más grande construcción artística del medioevo tardío del norte de Alemania. La parte más antigua, el ala oeste, fue construida en 1430. A 24 metros de altura se encuentra el salón de fiestas, construido en arte profano, el resto de la construcción es de 1480. Las escaleras libres, pensadas por el maestro de obras Friedrich August Stüler, que unen la sala de fiestas y la sala del alcalde fueron construidas en 1846, ahora hacen parte de la entrada principal de la alcaldía. En el sótano, entrando por un costado, se encuentra el museo de la ciudad.

Rathaus alcaldia Tangermunde    Rathaus alcaldia Tangermunde.

Casas antiguas

Sus casitas son hermosas y tan antiguas como el mismo pueblo, algunas se mantienen muy bien conservadas y tienen sus años de construcción orgullosamente inscritos en sus fachadas. De la misma manera, cuenta con un conjunto de edificios que la hacen ser muy apetecible para conocer y recorrer.

Además, cuenta con un antiguo claustro dominicano, construido en 1438, que cien años más tarde, en la época de la reforma protestante, fue convertido en hospital. Después fue destruido por las tropas danesas, en la guerra de los 30 años y hoy se pueden ver los restos de la iglesia y sus muros.

Edificio de correos Tangermunde    Iglesia de Tangermunde    Edificio de manufactura de ceramica. Tangermunde

Casa antigua de 1719 en Tangermunde     Antiguo claustro dominicano

El puerto

El puerto, le da al pueblo ese toque mágico e inspirador que tienen los lugares en torno a fuentes de agua. Principalmente salen pequeñas embarcaciones y es posible hacer paseos turísticos en botes, dentro del mismo, o a otro cercano, como Parey, que cuenta también con diversas ofertas de actividades grupales y familiares; perfectas para realizar con niños. Un paseo a lo largo del mismo, puede ser un relajante y divertido plan.

Puerto de Tangermunde. Rio Tanger y Elba

Las aves

Al final del puerto, los más privilegiados son los pajaritos, que encontraron un lugar seguro para construir sus nidos y alimentar a sus pichones en aquellos primeros días de vida, es impresionante la enorme cantidad que puede observarse debajo del techo de las zonas de descargue de una antigua fábrica.

Pero si hablamos de aves, las que más miradas se llevan son las cigüeñas, estratégicamente ubicadas en el centro de la ciudad, nada más y nada menos que sobre el techo de la alcaldía y algunos otros vecinos. Ya había visto algunos nidos de ellas, pero era la primera vez que veía a una dentro de ellos, me encantó.

Pajaros y pichones en sus nidos   Cigueña en su nido.

Y espero que a ustedes también les haya encantado esta visita a vuelo de cigüeña por Tangermünde.

Categorías: Alemania, Países, Tangermünde | Etiquetas: , , , , , , , , , , | 2 comentarios

La catedral de Magdeburgo

Catedral Dom de Magdeburgo_thumb[1]

La catedral de la ciudad de Magdeburgo, en Alemania, se encuentra frente a Domplatz, una plaza que parece haber sido renovada recientemente, en la que solo queda el recuerdo de lo que fuera el revestimiento de su suelo en la época de su construcción; una piedra nueva, que quiere asemejarse a la original. Dentro de ella, unos chorros de agua, como fuentes urbanas, que rebajan su intensidad y vuelven a subirla, buscando darle un poco de vida a la desolada plaza. Y no digo que esté bien o mal, las ciudades deben irse adaptando a los cambios y Magdeburgo sí que debe saber de eso, ya ha tenido que pasar por varios.

De todas maneras, la esencia de las construcciones que aun se mantienen en pie, se conserva intacta, como es el caso de la catedral, que con toda la razón es el edificio más representativo de la ciudad.

Fachada principal catedral Dom_thumb[1]

Este imponente edificio gótico está lleno de detalles, que ya empezamos a ver en algunas de sus puertas y podemos continuar encontrando en su interior. Tiene, cerca del altar, la tumba del emperador Otto Magno, muy bien custodiada por una construcción que la separa del resto del cuerpo de la iglesia; la misma que en otros tiempos, separaba a los fieles de los religiosos.

Construcción entre el altar y el cuerpo de la iglesia_thumb[1]    Altar Dom Magdeburgo, tumba del emperador Otto Magno_thumb[1]

En sí, el conjunto de la iglesia es sorprendente, tan majestuoso como en cualquier catedral gótica. También, tiene unos hermosos cuadros con relieve y santos en los laterales. Las estaciones del viacrucis, son tal vez, las más lindas que he visto.

Sin embargo, hay un lugar muy especial, que me encanta, un espacio al que ellos llaman “la entrada del cielo”. Cuando entré por primera vez, me encontré de inmediato a unas graciosas vírgenes, haciendo unas caras muy extrañas, con posiciones que no son las que se encuentran normalmente en una iglesia, y estaban muy tristes; al mirar hacia el otro lado, observé otras cinco que estaban muy felices; me parecieron tan curiosas que se me olvidó por un momento que no podía tomar fotos.

Ahora que estoy escribiendo sobre ellas, es que entiendo que se tratan de las necias y las sabias del evangelio; las que habían dejado agotar su aceite, por descuido, y las que habían sido precavidas y aun tenían su lámpara encendida. ¡Yo quiero ser de las segundas!

Vírgenes necias en la catedral Dom de Magdeburgo_thumb[5]   Vírgenes sabias en la catedral Dom de Magdeburgo_thumb[3]

Con detalles así, no puedo dejar de maravillarme, seguro que teniendo más tiempo allí adentro no dejaría de encontrar muchos más. Me encantan los lugares como este, una construcción como una cajita de sorpresas, así es la catedral de Magdeburgo.

 

Otros artículos de Magdeburgo:

Las puertas de Magdeburgo

El claustro museo de nuestra querida señora

La ciudadela de Hundertwasser

 

Categorías: Alemania, Arquitectura, Histórica, Iglesias, Lugares, Magdeburg, Países | Etiquetas: , , , , , , , | 1 comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: