Publicaciones etiquetadas con: visita

De museos por Berlín

Berlín 1933-1945 entre la propaganda y el terror

Este tema de los museos en Berlín era uno de aquellos que tenía en la lista desde hace tiempo. Ahora que he terminado de conocer algunos que quería visitar y que hacen parte de esos museos imprescindibles en Berlín, puedo comenzar a contarles sobre los que he ido recorriendo en los últimos años.En todo caso, Berlín tiene tantos museos que hay que decidirse previamente por algunos, ya que en una sola visita nos agobiaríamos si tratáramos de abarcar muchos de ellos. Además, la ciudad tiene muchos otros sitios interesantes, que no se deberían dejar por fuera. Entonces nada mejor que elegir bien los museos que realmente nos interesan y no solo (como trato de recordarlo siempre) los que todo el mundo visita; los más famosos o infaltables.

Ahora empezaré por el principio, contándoles a cerca de los museos que conocí en los últimos años, para pasar luego a los visitados recientemente.

El museo de la RDA, República Demócratica Alemana (DDR Museum) fue el primero que conocí y mi favorito por mucho tiempo; tal vez lo siga siendo, aunque el interés que tuve por esta época de la vida alemana ha ido menguando al irla conociendo. Es muy entretenido y por eso mismo recomendadísimo si se quiere conocer más sobre la vida diaria del Berlín del este, antes de la caída del muro. Cuenta con muchas opciones interactivas que hacen la visita muy amena. También visité en esta ocasión el archivo de la Bauhaus, del que ya les hablé un poco en “La Bauhaus, una escuela, tres ciudades”.

Museo de la RDA- DDR

Años después, fui visitando poco a poco algunos otros, como Checkpoint Charlie que, más que disfrutar, padecí; tal vez con audioguía se salve la visita. Aunque si se quiere conocer cómo se escapaban de la RDA hacia el oeste, lo mejor es ir a verlo directamente, en los lugares donde se planearon las fugas y se hicieron los túneles. Esto pensé que encontraría aquí, por la cercanía a la frontera, pero solo hay información general. Demasiada. Más ahora que le han agregado a las exposiciones en alemán e inglés, el francés. Sin embargo, la exposición exterior es muy interesante.

Al frente está la obra “El muro” del artista Asisi, del que ya les había hablado con la batalla de naciones en Leipzig y que aquí recrea una situación cotidiana en Berlín del oeste, cerca de la Oranienstrasse, por donde él vivía en esta época. Nos muestra cómo un habitante de este barrio veía el Berlín del este y cómo era vivir con este muro atravesado en medio. Por supuesto, después de la visita, me fui a buscar la calle y los puntos exactos de esta representación, para mirar el cambio y lograr entender que así estuvo en verdad hace solo 30 años.

Check point Charlie     Marca del muro de BerlínMuro de Berlín en los 80s

Por esos mismos días conocí la topografía del terror, un museo gratuito que cuenta la historia de la época nazi y la segunda guerra mundial, con exposiciones exteriores e interiores. Me gustó mucho. Comparten la información en recorridos claros y concisos. Así cada uno puede ahondar en lo que le interesa, incluyendo la vista hacia los puntos donde estuvieron los edificios de poder de la época.

Además, no podía perderme el museo judío, un maravilloso edificio del arquitecto Daniel Liebeskind que habla sobre la vida, historia, cultura y legado del pueblo judío. Incluyendo, claro está, sus persecuciones y sufrimientos. Es una visita que se hace entre la belleza de algunas creaciones e historias y el dolor sufrido por este pueblo en diferentes etapas de su existencia.

Topografía del terror   Museo judío. Berlín

En todo caso, a pesar de que ya conocía algunos museos y en los últimos años había estado de a poco conociendo algunos más, nunca me había decidido a conocer la isla de los museos; que es tal vez lo primero que conocen las personas al llegar a Berlín. O la catedral, que es impresionante por lo grande y hermosa. Y no sé por qué, siendo además tan centrales y de fácil acceso… Pero finalmente, ese día llegó y terminé haciendo una maratón de museos de la que ya les conté el resultado en la página de facebook y les hablaré pronto, para que sigamos de museos por Berlín.

Anuncios
Categorías: Alemania, Berlín, Lugares, Museos | Etiquetas: , , , , , , , , , , | 2 comentarios

La primera obra de Gaudí

Palau Güell. Fachada con persianas hacia la terraza

Uno de los primeros grandes encargos que Gaudí recibió, siendo aun joven, fue el diseño de un palacio para la familia del empresario Eusebi Güell; quien se convirtió en uno de sus más importantes mecenas. Así nació el Palau Güell, construido con materiales nobles de la región, entre piedra, madera, hierro forjado y vidrio. Fue la vivienda de la familia hasta que se trasladaron al Park Güell. En 1945, la hija menor, Mercé Güell, cedió el edificio a la diputación de Barcelona, para fines culturales. En 1984, fue declarado patrimonio mundial por la UNESCO.

El palacio se puede visitar gratuitamente el primer domingo del mes, con boleta. Se reparten una cantidad de entradas definidas para cada hora, por eso lo más recomendable es ir temprano, a partir de las 10 am, para conseguirlas. Se entregan hasta cinco por persona. Luego se debe llegar a la hora asignada. O se puede visitar cualquier día, excepto los lunes, pagando la tarifa correspondiente. En ambos casos se recibe una audioguía.

He hecho un pequeño resumen de la visita al palacio, tratando de llevar el mismo orden del recorrido, pero saltándome algunos lugares. Te invito a conocerlo.

 

Visita por el palacio Güell

Al entrar al edificio se llega directamente a lo que era la cochera; trabajada en roble y hierro, con un estilo medieval y renacentista. Donde ahora está la tienda, se almacenaban los productos agrícolas.

En el sótano se encontraba la caballeriza, sostenida en columnas y sin muros; para tener una mejor circulación de personas y animales. Contaba con una excelente ventilación, gracias al patio y a las aberturas a la calle. Contaba, además, con algunos detalles que se conservan hasta la actualidad.

Antigua cochera  Detalle de unicornio

Sotano- caballerizas  Patio interior

La escalera principal está construida con piedra traída de los pirineos y como remate cuenta con un vitral con los colores de la bandera de Cataluña. Al subir, se accede directamente al vestíbulo, donde se hallaban la biblioteca y la oficina del señor Güell. En él se utilizó piedra caliza de las canteras de la familia.

Al terminar de subir, se encuentra una hermosa banca que hacía también las veces de pasamanos. El comedor se fabricó en nogal -al igual que la chimenea- y cuero. La separación que se encuentra entre este y la sala es del 2010 y reemplazó a la original, desmontable según la estación del año en que se encontraran.

Escalera principal Banca pasamanos Comedor con la chimenea al fondo

La sala central, de 80 m2 es a partir de la cual se organiza la vida del edificio. Puede ser observada desde los niveles superiores y tiene una entrada de luz, día y noche, gracias a la concepción de la cúpula como firmamento, por medio de una piedra agujereada y con una apropiada condición acústica para las veladas culturales, los conciertos y los oficios religiosos. La capilla podía abrirse y cerrarse, dando flexibilidad al uso del salón.

El dormitorio de Isabel López estaba separado del de su esposo, pero conectados interiormente. Tenía un balcón especial que le permitía asistir a la misa sin bajar a la sala central y también tener una visión general de la casa, incluidas las visitas.

Un costado de la sala central  Cúpula agujereada, concebida como firmamento

Salón principal visto desde arriba hacia el lado de la capilla  Habitación de Isabel López

La escalera de servicio es la única que conecta todas las plantas. Es semicolgada, empotrada a un lado y sostenida en el otro por los hierros forjados que hacen de pasamanos. Dentro de los demás espacios de servicio se encontraban  el lavadero, la cocina y 12 dormitorios.

En la azotea sobresalen las 15 chimeneas del palacio y las de la cocina. La aguja que cubre la central está hecha con piedra arenisca de la finca y un material de desecho que no absorbe la humedad.

Escalera de servicio que comunica todas las plantas Chimeneas en la azotea del palacio Chimenea central

La puerta exterior, construida en hierro forjado, fue diseñada especialmente por Gaudí, de una manera que fuera más tupida en el centro. No se puede ver de afuera hacia dentro, pero si de dentro hacia afuera. ¿Qué les parece? yo estoy adentro, ¿me ven o no, visitando la primera obra de Gaudí?

Reja exterior

¿Quieres conocer otra casa maravillosa de Gaudí? no te pierdas “La pedrera, la naturaleza hecha edificio”.

Categorías: Arquitectura, Barcelona, Casas, España, Lugares, Modernista, Museos, Países | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

Una visita a los museos GRASSI

Entrada principal a los museos GRASSI en Leipzig

Los museos GRASSI en Leipzig, deben su nombre al comerciante y mecenas Franz Dominic Grassi, que con su legado hizo posible su primera construcción, en la antigua plaza del rey. El edificio acoge en su interior a tres museos: el museo de artes aplicadas, el museo de etnografía y el museo de instrumentos musicales. El primer miércoles del mes tiene entrada libre, se pueden adquirir audioguías solo en inglés y alemán por 2,50 euros y si se quieren tomar fotos en el interior, deben pagarse otros 2,50. Se encuentra ubicado en Johannisplatz 5-11, a un costado del anillo que conforma el centro de la ciudad.

Mi visita comenzó en el mostrador, donde solicité la entrada para los tres museos; la señora me las dio muy amablemente pero me advirtió que eran bastante grandes como para alcanzar a recorrerlos en tres horas, y tenía razón. Aunque tuve tiempo para visitar dos de ellos y la primera exposición del tercero. Así, que aquí va un corto resumen de cada uno de ellos.

Museo de artes aplicadas

Aquí les hablaré solo de la exposición De la antigüedad clásica al historicismo; ya que fue bastante interesante, por permitir leer los cambios de la historia, a partir del arte. Se encuentra dentro del museo de artes aplicadas y cuenta con 30 salas, que pretenden reflejar cómo las necesidades básicas de vestirse, asearse y adornarse, sumadas a la creación del hogar y el entorno, siguen estando presentes en la vida del ser humano; por lo tanto, es posible vislumbrar estos aspectos en las distintas épocas, a medida que se transita a través de ellas. Incluyen la antigüedad clásica y tardía, la edad media, el gótico, el gótico tardío, el renacimiento (en Italia, Alemania y Leipzig), el barroco, el rococó, el clasicismo y por último, el historicismo. Dejando ver cambios en los hábitos humanos, influencias de diferentes culturas, utensilios de cocina, vestimenta, muebles, entre otros; y el paso de un estilo a otro, con sus particularidades y componentes. Es una de las cuatro exposiciones con las que cuenta este museo, cuando visite las otras tres, se los contaré.

Museo de instrumentos musicales

El recorrido por el museo de instrumentos musicales se realiza de una manera muy similar, dentro de la exposición permanente: En busca del sonido perfecto, que contiene la más grande colección de instrumentos musicales (creo que de Alemania) y presenta las más importantes épocas de la historia de la música y los instrumentos, desde el renacimiento, hasta el nuevo renacimiento; incluyendo los periodos barroco, clásico, Biedermeier y romántico; también los instrumentos mecánicos de finales del siglo 19 y los eléctricos, del 20. Presenta a varios de los personajes representativos en la historia, como Heinrich Schütz, Bartolomeo Cristofori y Johann Sebastian Bach, con algunos de sus instrumentos; aunque la mayor colección personal de Bach se encuentra en Thomaskirche, la iglesia de santo Tomás. También posee una sala, tipo concierto, que expone algunos tesoros musicales en sus laterales, y donde sucedía, en ese momento, un ensayo de varios músicos, tocando una hermosa melodía; por lo que me quedé observando los instrumentos detenidamente, disimulando un poco, para poder escuchar más.

Museo de etnografía

Por último, el museo de etnografía, que es el más grande y cuenta con diferentes salas, donde están distribuidas las exposiciones de todos los continentes. Lo que más me llamó la atención, dentro de él, fueron las reproducciones a escala humana de viviendas, en zonas rurales, de diferentes culturas; que permiten experimentar más de cerca la vida de los pueblos; también un cuarto de té, chaikhanas, en Uzbekistán, con todos sus ornamentos. Es una amplia colección, que contiene todo tipo de artículos: dioses de la india, máscaras del teatro de Sri Lanka, farmacia de China, vestimentas de casi todo el mundo y algunas cosas más.

Edificio de los museos GRASSI en Leipzig

Después de tres horas de recorrido y un amplio conocimiento recogido, terminó mi visita a los museos GRASSI; tres, de los más de 50 museos, que hay para ver en Leipzig.

Categorías: Alemania, Leipzig, Lugares, Museos, Viajes | Etiquetas: , , , , , , , , | 1 comentario

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: